La ley de la compensación

Rodri, en el Córdoba CF - Cádiz CF en El Arcángel | TONI BLANCO

Tiene, entre otros muchos, un asunto pendiente: cuadrar cuentas en su casa. Y eso significa, como mínimo, dar la vuelta a la balanza en el aspecto goleador. El Córdoba es, a día de hoy, el único entre los 22 equipos que componen la Segunda División que presenta un saldo anotador en negativo ante su público. Los blanquiverdes han marcado 10 goles y han encajado 13 en nueve partidos, con un balance de 3 victorias, 2 empates y 4 derrotas. Le queda un partido más ante su público antes de clausurar la primera vuelta del campeonato. Será el próximo sábado 7 de enero frente al Rayo Vallecano. Ante los madrileños, el equipo de Luis Carrión tendrá la oportunidad de adecentar una estadística que revela con total crudeza sus males en este curso. La comparativa con la pasada campaña resulta especialmente sangrante: en la Liga 15-16, el Córdoba llegó al final del año como líder y con los mejores números de su historia en El Arcángel.

Los tres equipos que cierran en este momento la tabla de la Liga 1|2|3 -el Mirandés, el UCAM Murcia y el Nástic de Tarragona- tienen sus números goleadores parejos en casa: 13-13, 12-12 y 9-9, respectivamente. Solo cinco equipos han recibido en lo que va de Liga más de diez goles en su hogar, estando entre ellos un Córdoba que es el único que ha marcado menos de los que encajó. Los diez goles marcados se reparten en los triunfos ante el Tenerife (1-0, Alfaro), Levante (1-0, Guille Donoso) y Nástic (2-0, Rodri, 2); los empates ante el Lugo (3-3; Juli y Rodri, 2) y Valladolid (1-1, Caro); y las derrotas contra Getafe (1-3, Pedro Ríos) y Cádiz (1-3, Rodri, de penalti). Se quedó sin marcar ante Sevilla Atlético (0-1) y Mallorca (0-2).

Al Córdoba le está salvando de un auténtico desastre su balance lejos de El Arcángel, donde ha sumado 11 puntos. Es el equipo que mayor cantidad ha cosechado de todos los que no están actualmente entre los seis primeros. Un resultado positivo en próximo sábado en el Carlos Tartiere podría evitar que el Córdoba terminara el 2016 situado en un puesto de descenso, una circunstancia que no se produce desde hace años y que haría saltar las alarmas en la entrada en el mercado invernal. Al equipo de Carrión le aguardan dos partidos más -Rayo en casa y Girona fuera-, ya en enero, para llegar al intermedio de la Liga.

Etiquetas
stats