La lesión de Fran Cruz abre la vía de otra defensa inédita

Fran Cruz, enésimo lesionado del Córdoba FOTO: MADERO CUBERO
El central, con dolencias en el aductor de su pierna derecha, será baja casi segura al menos para el domingo, de la zaga presentará su décima variante de la temporada ante el Tenerife

Las lesiones no ofrecen el más mínimo respiro a Pablo Villa, que semana tras semana cuenta con alguna ausencia de un partido para el siguiente. En este caso, la baja llega otra vez en una de las parcelas más afectadas en el Córdoba por este problema desde el inicio de la temporada, la defensa. El conjunto blanquiverde regresó de Zaragoza el domingo no sólo con el amargo sabor de una derrota injusta en el último suspiro, y de rebote, sino también con la pérdida de Fran Cruz, que se tuvo que retirar del terreno de juego antes de alcanzar los 20 minutos de choque por unas molestias que pueden dejarlo en la enfermería al menos dos semanas. Es decir, el central tiene complicado estar sobre el verde en las dos jornadas que quedan antes de que termine el año. El zaguero sufre dolencias en el aductor de su pierna derecha y espera pruebas médicas para conocer el diagnóstico exacto.

No es el único futbolista que retorna de La Romareda con molestias, pues también Luso se tuvo que retirar antes de tiempo por el mismo motivo. Sin embargo, en el caso de Fran Cruz, se trata de la única pieza inamovible en el esquema defensivo de Villa, que ha tenido hasta nueve variantes -la última ante el Zaragoza-. De hecho, era hasta el momento uno de los dos jugadores que hasta el momento jamás habían perdido la titularidad -el otro es Carlos Caballero- en lo que va de temporada, incluido el partido de Copa ante el Deportivo. Supone, por tanto, un nuevo contratiempo importante para el técnico blanquiverde, que además tiene también en enfermería a otro componente de la línea de retaguardia, un Janse que ya se perdió el encuentro en tierras mañas y que quizá tampoco llegue para el importante duelo del domingo ante el Tenerife.

Así las cosas, Villa se verá obligado una vez más a realizar cambios en la zaga, los cuales se han producido casi siempre por motivo de alguna lesión o sanción. Es decir, las bajas han condicionado la continuidad de un mismo bloque atrás más allá de cuatro jornadas. Ése es el período más largo sin modificaciones en defensa, que por cierto coincidió con las mejores estadísticas en lo que a goles recibidos se refiere. En las primeras cuatro fechas del campeonato de Liga, los laterales fueron para Janse y Raúl Bravo y el centro de la zaga para Iago Bouzón y Fran Cruz. En Éibar estuvo el origen de los contratiempos, con la lesión de Bravo, que después padeció otra. Una situación similar vivió Iago Bouzón, lo que facilitó la participación con el primer equipo de Bernardo.

La expulsión de Samuel de los Reyes, sustituto de Raúl Bravo, en Jaén hizo posible también el debut en Segunda de Dani Espejo. Armando no entró hasta la novena jornada, en que salió Bernardo y Villa volvió a utilizar a Iago Bouzón de lateral derecho. Son dos de los pocos cambios que ha realizado el entrenador por decisión técnica. En Zaragoza, se vio la novena variante de la zaga con la entrada de un hasta ahora inédito -en Copa sí participó- Campabadal y con el central gallego en su lugar junto a Fran Cruz. De cara al choque del domingo con el Tenerife, se volverá a asistir a un nuevo bloque en la retaguardia, ya juegue por la diestra Janse o Campabadal -todo hace indicar que será este último-, puesto que ninguno de los dos ha jugado de inicio en compañía de Iago Bouzón, Armando y Raúl Bravo. Sí lo hizo el catalán a partir del minuto 19 en el duelo jugado en Zaragoza.

Etiquetas
stats