Koseky: “Vista Alegre se hubiera caído si entra el tercero”

Córdoba Patrimonio-Movistar Inter en Vista Alegre | MADERO CUBERO

Con la cabeza alta. Nadie les quita ya la sensación de ser uno más entre los grandes. Entre los mejores del mundo, que se dice pronto. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad derrochó una jornada más pundonor y orgullo, logrando tener contra las cuerdas a todo un Inter Movistar FS. Ese mismo equipo que tiene en su palmarés un total de cinco Copas de Europa, finalizó el encuentro en Vista Alegre pidiendo la hora. Los triunfos de los cordobeses van otra parte. Y éste, sin lugar a dudas, es uno de ellos. Koseky, uno de los protagonistas del encuentro, valoró en la rueda de prensa que, pese a la derrota final, “me quedo con las sensaciones”. Suyo fue el tanto -estrenándose así como goleador en Primera- que puso el duelo al rojo vivo a falta de dos minutos para el desenlace, y suya fue también la última ocasión del equipo, a falta de escasos segundos, la cual hubiera dejado el partido en tablas. Por ello, el prieguense se pregunta que “qué hubiera pasado si hubiera entrado ese tercero. Creo que Vista Alegre se hubiera caído. La he visto incluso más fácil que el gol”, pero, “aunque le he dado con todo lo que tenía dentro, Jesús la ha sacado”. Aún así, “me quedo con el empujón final del equipo”. 

El ala cordobés, al igual que el resto de sus compañeros, acabó agotado. Únicamente el empuje de una grada abarrota pudo hacer olvidar el peso del enorme esfuerzo que imprimieron los de Maca durante los 40 minutos. Sin embargo, con el pitido final, el cansancio hizo mella. No todos los días te mides a uno de los mejores equipos del mundo, y eso el cuerpo lo nota, aunque los blanquiverdes están obligados ya a pensar en el siguiente encuentro, pues recibirán en apenas tres días a ElPozo Murcia FS (martes, 21:00 horas). En este sentido, Koseky declaró que “es un poco chocante”, puesto que “no estamos acostumbrados a estos vaivenes”. No obstante, visto el nivel mostrado y la motivación que supone enfrentarse a rivales de ese calibre, “estamos deseando que llegue el martes”. Un nuevo reto marcado en rojo en el calendario, aunque ya “hemos demostrado que le podemos competir a los mejores equipos del mundo y creo que todo el vestuario está deseando que llegue ya ese partido”, sentencia el jugador. 

En la misma línea se mantuvo su compañero Jesús Rodríguez. El cierre finalizó el choque “exhausto”, pero “es de esos partidos en los que, pese a que estás cansado, no quieres pedirle el cambio al entrenador”. El futbolista blanquiverde trabajó a destajo para retener el enorme potencial físico de los madrileños en ataque, llegando al tramo final del partido completamente agotado, fruto también “de la presión y los nervios. Al te ves con la posibilidad empatarle a un poderoso Inter”.

De este modo, el cordobés recalcó que “debemos estar orgullosos y con la confianza de que podemos competir con cualquiera de la categoría”, puesto que “hemos acabado con el Inter encerrado en su portería”. No obstante, en lo que referente a las palabras de Maca sobre el exceso de respeto mostrado hacia el rival, Jesús Rodríguez explicó que “intentas darlo todo, pero siempre eres conscientes de qué jugador tienes delante. Es verdad que hemos podido pecar un poquito”, aunque “al final sí que se lo hemos perdido todo” y esto “te hace aprender para próximos partidos”. Precisamente, sobre el próximo rival, el cuadro levantino, el cierre dijo que “cuando juegas con estos equipos, no necesitas motivación ninguna. Sale solo”. Un duelo que afrontan con “muchísima ilusión”, ya que “posiblemente encontremos Vista Alegre otra vez lleno”. Eso sí, el jugador advirtió que “ahora estamos así, pero dentro de tres jornadas te puedes ver último. Tenemos que mirar a todos por igual”.

Han sido muchos los protagonistas de un encuentro para la historia del deporte cordobés. Sin embargo, todos coincidían en una misma cosa: el empuje de la afición local. Uno de los que acabó más sorprendido fue Ricardinho, el cual afirmó que ha sido un “partido difícil” en “una cancha muy bonita de jugar”, dando antes que nada la “enhorabuena al Córdoba, no solo por el ascenso, sino por haber metido a tanta gente”. El astro luso alabó el papal de la grada, pues “ojalá fuera así en todas las canchas”, ya que con este ambiente “gana el fútbol sala”. Al portugués le sobra experiencia en la élite, pero no le ha sorprendido el nivel de los blanquiverdes, debutantes en Primera. “Al final, estábamos jugando contra el tercero. Para mí, quitando los nombres, fue un juego de tú para tú. No me ha sorprendido. He visto sus partidos. Son callejeros, esa esencia de ir para adelante. Han demostrado que con los pies tienen mucha calidad”, ha resaltado el extremo, para reiterar que “espero que Córdoba se meta en play off y en la Copa”.

Son palabras mayores. Una declaración prácticamente impensable para la entidad de José García Román. Pero no lo dice alguien cualquiera. Aún así, Ricardinho matizó que “mi consejo es que piensen paso a paso. Si primero es la salvación, que se salven primero. Que jueguen, disfruten, la gente les están empujando. Los logros vienen cuando haces méritos para eso”. Habrá que tenerlo en cuenta. Y es que los elogios eran hoy la tónica común para los cordobeses, a los que felicitó también Tino Pérez, técnico del Inter Movistar, por haber creado “un ambiente increíble. Se me ponía la piel de gallina”. El preparador toledano declaró que “nos enfrentábamos a un equipo en racha, que vuela. Es jugar contra una ciudad. Cada pase era una ocasión de gol. Nos tenían en tensión. Para mí ha sido espectacular. Hacía mucho tiempo que no me encontraba un ambiente así. A veces, las canchas están llenas, pero parecen vacías. Hoy ha sido una demostración de aliento. A mí se me ponían los pelos de punta cuando oía el himno”, pues, al final, “ganamos todos con un ambiente así, que se identifica con su equipo. Para nosotros no era un recién ascendido, era un rival a batir”. 

Finalmente, Pérez tuvo unas palabras de reconocimiento también para los dos cordobeses presentes en su plantilla. “Valoro positivamente su trabajo. Solano quizá un poco menos, ya que ha jugado menos. Bebé sí que ha sido más protagonista, sobre todo en la primera mitad, en la que creo que hemos sido muy superiores. Hemos perdonado mucho y sabes que alguna tienes que encajar. Lo importante es qué haces después de encajar. Me quedo con la reacción de mi equipo”. 

Etiquetas
stats