Hasta siempre, Kai

Kaison Randolph en un entrenamiento en Vista Alegre | ÁLEX GALLEGOS

Quien buscara una temporada tranquila en el Muser Auto Cordobasket se equivocaba de sitio. Al club cordobés le ha pasado de todo... y esto aún no se ha terminado. A partir del próximo sábado iniciará -con una posición ventajosa, eso sí- la fase por la permanencia en la Liga EBA. Una experiencia novedosa para la mayor parte de los jugadores y para el propio club, que en sus tres años anteriores había logrado entrar entre los diez mejores y pelear por el ascenso a LEB Plata. Y lo tendrá que hacer una baja considerable y definitiva. El base estadounidense Kaison Randolph ha dejado de pertenecer a la entidad y ha regresado a su país “por motivos personales”, según indica el Muser Auto en un comunicado.

La marcha de Randolph no es un asunto sencillo de resolver. El de New Jersey ha sido el sostén ofensivo del equipo, con un promedio de 23'2 puntos por partido. Kai se va como mejor encestador del Muser y de todo el grupo de la Liga EBA, superando a Jermaine Sanders (Benahavís) y Andrew Kelly (Algeciras), líderes en equipos que disputarán el grupo de ascenso. Con el pívot Rafa Blanco y el base Carlos García lesionados, el Muser iniciará este tramo final de la competición con ocho licencias senior. La marcha de Kai supone “una sensible baja en lo deportivo y en lo personal, pues su aportación en la anotación se ha completado con un excelente comportamiento dentro y fuera de la cancha que ha dejado huella”, dice el club, que agradece al base “su profesionalidad, deportividad, compañerismo e identificación con la propuesta de Cordobasket”.

A partir de ahora, se abre para el equipo de Jesús Lázaro -quien tendrá que afrontar compromisos por su cargo de técnico asistente en la selección española de Sergio Scariolo, por lo que su puesto en el banquillo cordobés lo cubrirá su segundo: José Antonio Santaella- una nueva etapa. Serán diez partidos en poco más de dos meses en los que pretende “salir fortalecido como club”, según auguró el exjugador de Unicaja y responsable de la dirección del Muser Auto en este curso deportivo. Este próximo sábado 23 de febrero regresará a Vista Alegre para medirse con el Novaschool malagueño, que llega con un balance de 4-4 en la clasificación. Los cordobeses están con 6-3 y no pueden despistarse lo más mínimo.

“Sin duda no es éste el escenario que esperábamos afrontar en esta fase de la competición, pero tampoco es menos cierto que hay que transformar las amenazas en oportunidades”, exponen desde el Muser Auto, al que aguardan partidos frenta a Baza, Unicaja, Martos, Almería y Novaschool.

La dirección técnica está sondeando la posibilidad de incorporar a algún jugador cordobés en categoría sénior a la disciplina del Muser Auto, aunque los intentos no han fructificado pese a que lleve el timón Jesús Lázaro, “uno de los entrenadores ayudantes de la selección española absoluta de baloncesto”, algo que “de por sí debería ser una motivación más que suficiente para cualquier jugador de baloncesto con ganas de crecer”, explica el Muser, que va a seguir dando cancha a los jugadores júnior porque “va en consonancia con la idea de club que apuesta por jugadores jóvenes en edad de formación” y que “se ha traducido en el debut de un jugador en edad cadete” como el base Rafa Santos.

Además de los júnior -han tenido ya su oportunidad en EBA jugadores como el base Mario Serrano y el escolta Alejandro Asensio-, el Muser tratará de exprimir al cuarteto de jugadores más veteranos en la entidad: Arturo López, Adolfo Vega, Ángel López y José Manuel Gutiérrez. El club quiere que “asuman definitivamente un papel protagonista”, estando “bien secundados por los novatos en la categoría (Ricky y José Antonio), además del aderezo del pundonor de Unai y la intimidación de Tobe”. Así están las cosas en el Muser Auto Cordobasket, que apela a los valores del “compromiso” y la “valentía” para salir bien parado de una temporada muy movida.

Etiquetas
stats