Juliaan Laverge convence al Córdoba

Juliaan Laverge, en el partido entre el Córdoba y el filial | JUAN HUERTAS/CÓRNER CORDOBÉS

En la mitología griega existe el personaje del Cerbero, un perro de tres cabezas con cola de serpiente guardaba la puerta del infierno, donde Hades mandaba. El animal se encargaba de que los muertos no salían de lo más profundo de la tierra, mientras que evitaba que los vivos entraran. Algo parecido como a una discoteca, pero sin dejar a la gente salir. En este caso, el asunto de los cancerberos está siendo de gran relevancia en la disciplina del Córdoba, pues su filial tendrá a su disposición hasta cuatro guardametas, dos en edad juvenil y uno seguro en el segundo equipo. El cuarto en discordia es Juliaan Laverge, arquero que estaba a prueba con los blanquiverdes y que firmará en próximos días su contrato de vinculación con el Córdoba CF.

El portero belga empezó los entrenamientos con el primer equipo ante la ausencia en las primeras jornadas de Isaac Becerra, por lo que sus compañeros en la portería fueron Javi Romero, del filial, y Edu Frías, único guardameta de facto de la primera plantilla. Tras la supervisión de Sebas Moyano, preparador de porteros, sobre el ex del KSV Roeselare de su país, su rendimiento sobre el césped de la Ciudad Deportiva ha valido para que se prolongue su estancia en Córdoba durante toda la temporada. Hará las funciones de tercer portero del primer equipo y también se desarrollará como futbolista en la meta del filial. Para ello, tendrá que valerse por encima de hasta tres compañeros bajo los palos en el segundo equipo. El mencionado Javi Romero, Corona y los juveniles Eric y Cristian estarán a disposición de Germán Crespo en el Córdoba B, aunque Juan Sabas mirará de reojo el rendimiento del belga en su condición de tercer guardameta.

A falta de que se repartan las fichas sub 23 y los jugadores que, definitivamente, estén bajo las órdenes de Crespo en el Córdoba B, Juliaan Laverge se ha ganado un puesto en la disciplina blanquiverde dejando muy buenas sensaciones. El primer partido en El Arcángel ente primer y segundo equipo dejó en muy buen lugar al arquero de 20 años, que tuvo varias intervenciones de mérito y se mostró muy seguro en su marco a pesar de encajar el gol de De las Cuevas. El can cerbero de Bélgica volverá a guardar las puertas de su portería, eso sí, no sin competencia.

Etiquetas
stats