Jugar sobre seguro

Niños durante un torneo de fútbol | TONI BLANCO
La nueva Ley del Deporte de Andalucía obliga a los organizadores de torneos, ligas locales y eventos a contratar un seguro de responsabilidad civil | La norma entra en vigor el 22 de agosto | Las sanciones pueden alcanzar los 50.000 euros

El verano de 2016 cambiará vidas en el deporte. Ya nada será igual después del 22 de agosto, día en el que entra en vigor la nueva Ley del Deporte de Andalucía, que supondrá una verdadera revolución en el deporte aficionado en la comunidad. Entre otros aspectos novedosos hay uno fundamental, que condicionará la organización de campeonatos, ligas locales, torneos y eventos de cualquier deporte con carácter no oficial. La disputa de partidos fuera del circuito federado exigirá a partir de ahora que los organizadores contraten un seguro para los participantes. En su Artículo 45, la Ley 5/2016 de 19 de julio indica que "la explotación y gestión de centros deportivos, la organización de competiciones deportivas y actividades deportivas de ocio, y la prestación de servicios deportivos estarán sujetas a la obligatoria suscripción de un contrato de seguro de responsabilidad civil".

Con el fin de velar por el cumplimiento de esta norma, se establecerá un control de las competiciones no oficiales, estando éstas obligadas a informar previamente de la organización a la Consejería competente. En cuanto a los seguros deportivos, también por primera vez se exige que los participantes, en todas las competiciones, y no solo en las oficiales, tengan asegurada la cobertura de accidentes deportivos. Éste es uno de los puntos que mayor revuelo ha causado. Todos los participantes en una competición deportiva tienen que tener asegurada la cobertura de accidentes deportivos. Desde las ligas de fútbol sala y fútbol 7, pasando por torneos de fútbol de empresas, campeonatos de pádel o torneos de fútbol base no federados. "La responsabilidad recae en los organizadores, que deben de proveer en el momento de la inscripción de dicho seguro de accidentes", indica la Ley del Deporte. Esta circunstancia obliga a las entidades organizadoras a contratar el seguro, con un desembolso que puede rondar los 600 euros de media, o conseguir esa cantidad a través de una cuota de inscripción de los participantes. La participación gratuita en torneos y eventos se irá convirtiendo en un vestigio del pasado.

"En otras comunidades españolas ya se están aplicando este tipo de medidas, que si bien causan un fuerte impacto al principio terminan siendo beneficiosas para todo el colectivo del deporte", indica José Lama, responsable de la sección Finsa Soccer de la firma Finsa Correduría de Seguros, especializada en el ámbito de los seguros deportivos.

"La no contratación de los seguros obligatorios previstos en esta Ley está catalogada como Infracción muy grave, por lo que la organización se enfrenta a una multa de entre 5.001 a 50.000 euros además de varias sanciones", indica la nueva normativa, que añade que se pueden imponer además otras sanciones como la suspensión de la actividad por un periodo de uno a cinco años, la suspensión de la autorización administrativa por un periodo de uno a cinco años, la revocación definitiva de la autorización o la clausura de la instalación deportiva por un periodo de uno a cinco años.

Etiquetas
stats