Juanto Ortuño, el ejecutor

Juanto Ortuño celebra su gol ante el Real Murcia | ÁLEX GALLEGOS

El comienzo es discreto en cuanto al juego pero no en lo que a resultados se refiere. Aunque la imagen es mejorable suma siete puntos de nueve y está en la zona noble de la tabla. Por el momento consigue sus objetivos, como también lo es la fortaleza en El Arcángel. Dos triunfos en dos encuentros es el balance inicial del Córdoba en su feudo. Tanto de la dinámica en su rol de local como en la positiva situación dentro de la competición del conjunto blanquiverde en el arranque de la temporada aparece de forma protagónica un jugador. Se trata de Juanto Ortuño, que con dos goles no es sólo el anecdótico primer máximo goleador del equipo de Enrique Martín sino que otorga las dos victorias que ya tiene en su casillero. El delantero gana peso de esta forma en el cuadro califal, del que se erige además especialista en el lanzamiento de penalti: sus dos tantos tienen factura desde los once metros.

Llegó el atacante natural de Yecla como teórico segundo punta. En principio no había de ser el referente en la parcela ofensiva pues la dirección deportiva tenía prevista la firma de un delantero de cierto relumbrón. Pero las circunstancias mandan. Durante la pretemporada fue Juanto Ortuño el único hombre con que contó Enrique Martín para el nueve, lo que el futbolista trató de aprovechar. El ex del Lleida no tuvo fortuna de cara al gol en sus intentos en jugada, pero sí desde el punto de penalti. En el primer duelo de la campaña asumió la responsabilidad de lanzar una pena máxima en el tiempo de añadido. No falló y otorgó los tres primeros puntos al Córdoba. La escena se repitió el sábado ante el Real Murcia, si bien esta vez tuvo lugar a la media hora de partido.

De esta forma, Juanto Ortuño se convierte en el ejecutor del Córdoba, en el hombre encargado de despejar el camino hacia la victoria del conjunto blanquiverde. Es motivo este hecho de satisfacción para el delantero, que sin embargo muestra más alegría en el plano colectivo. “Estoy muy contento sobre todo por los siete puntos de nueve que llevamos. Ésta es la línea que tenemos que llevar”, afirmó el ariete tras el encuentro ante el Real Murcia. Curiosamente, el próximo rival del cuadro califal es el equipo de su localidad natal, el Yeclano, hecho éste que dio lugar a la broma después del duelo con los pimentoneros. “No, no me han llamado”, comentó entre risas cuando se le preguntó sobre si le habían rogado desde el club azulgrana que no lance un posible penalti en la cuarta jornada.

Por el momento, el de Yecla abre de manera más que positiva su periplo como jugador del Córdoba. Es importante para él pues aunque no estaba llamado a ser referencia sí que la entidad espera que aporte una buena cantidad de goles. No en vano, el curso pasado anotó 14 en Liga y otro en Copa con el Lleida. En la tarea de ver puerta está el atacante más allá de las opciones que le surgen desde el punto de penalti. Algo sobre lo que también habló tras el choque con los pimentoneros. “Sabemos lo que es la Segunda B, que es una categoría muy disputada y que hay que trabajar mucho los partidos. Pero es verdad que tenemos que seguir mejorando para poder generar ocasiones más claras y que nos lleguen arriba balones con más claridad”, expuso Juanto Ortuño en este sentido.

Quizá la compañía de jugadores como Owusu o, cuando debute, Gabriel Novaes haga más sencilla la búsqueda del gol. Acerca del doble recurso en ataque con el que jugó el Córdoba ya ante el Real Murcia, el de Yecla aseguró que no le importa tanto contar con otro ariete a su lado como recibir servicios del equipo. “Me siento cómodo de una manera y de otra. Los delanteros cuando más cómodos nos sentimos es cuando más situaciones tenemos para poder finalizar, cuando te centran o filtran muchos balones”, expresó al respecto. También admitió el delantero que el cuadro califal tiene que “seguir mejorando para poder acertar en las situaciones finales y poder cerrar los partidos más claramente”. Lo cierto es que mientras se producen estas circunstancias Juanto Ortuño consigue ser el ejecutor que necesita el conjunto blanquiverde para vivir en la zona noble de la tabla.

Etiquetas
stats