Juan Sabas: “No dejan de ser test para que el equipo sea competitivo”

.

Tarea cumplida, aunque con mucho que mejorar. El Córdoba completó su segundo amistoso de pretemporada en la cancha del Juventud Torremolinos, donde sacó un apurado triunfo por 0-1 ante un club de Tercera División. Un duelo del que “hay que sacar las cosas positivas y trabajar e incidir en ellas, en mejorarlas”, ha argumentado Juan Sabas en la rueda de prensa posterior al partido. Eso sí, no ha dejado pasar que “las negativas pues igual, trabajar durante la semana para poder mejorar. Al final no dejan de ser test de cara a empezar la liga a un 100% o un 200% para que el equipo sea muy competitivo y difícil de batir”. Y es que ahí radica una de las virtudes del plantel hasta la fecha, en la defensa, mientras que el gran punto a calibrar se encuentra en la zona de ataque. “Llevamos dos partidos con portería a cero, el equipo se ve fuerte fisicamente y lo que nos falta es un poquito arriba. Es lo que tenemos que solucionar”, explica el madrileño.

De este modo, el tanto cordobés llegó desde la pena máxima en los minutos iniciales del segundo tiempo. Eso sí, la claridad en el juego ofensivo ha brillado por su ausencia en la mayor parte del choque. En este sentido, Sabas ha incidido en que “hoy era casi imposible jugar de tres cuartos para arriba”, ya que “es muy difícil jugar así en un terreno como estaba”. No obstante, el preparador califa ha admitido que “a los chicos les digo que no hay que poner excusas, hay que hacerlo lo mejor posible”, detallando de nuevo que “nos ha faltado un poco de ritmo, hemos entrado en desidia y hacía mucho calor”, aunque “trabajamos todos los días con este calor en Córdoba y lo hacemos con mucha más intensidad. Es lo que le demandaba al equipo y lo que le hemos dicho”.

La entrada del joven Luismi ha sido el punto que ha hecho variar el guion del encuentro, pues el atacante ha sido el encargado de provocar el penalti que ha supuesto el único tanto de la contienda. Sobre su entrada, Sabas ha resaltado que “tratábamos de encontrar refresco arriba, para que el equipo fuese más intenso en la presión y para que tenga más ocasiones de gol y, al final, hemos llegado con cierta facilidad pero nos ha faltado frescura en los últimos metros”.

Aún así, un triunfo que sirve para seguir progresando, dentro de una fase de preparación realmente atípica. “Hemos tenido el hándicap de no poder jugar partidos de pretemporada y lo que hemos incidido es en que el equipo mejore muchísimo a nivel físico”, pues “hemos estado muchos meses en casa”, aunque se ha hecho “un trabajo en la sombra bastante bueno y la gente ha llegado muy bien”. Pese a todo, Sabas hace hincapié en que “la liga no es como la anterior”, ya que “hay que entrar con un puntito que te transmita que el equipo está”, argumentando que “se trata de ser un equipo difícil de batir. La Segunda B demanda que tú cierres la portería y tenemos muchísimo talento arriba para poder explotarlo. El equilibrio es lo que hay que encontrar”.

Etiquetas
stats