El jefe agarra la bandera

Deivid, con Markovic durante un entrenamiento | MADERO CUBERO

No jugará el próximo fin de semana, ni el siguiente, pero a partir del mes que viene aumentará la expectación a propósito del retorno a la competición de Deivid, un futbolista importante en el Córdoba y al que las circunstancias actuales convierten en un refuerzo imprescindible. Este martes, en la primera sesión realizada a puerta abierta, se pudo ver al central canario al lado de sus compañeros. No intervino durante la práctica al completo, pero el simple hecho de tenerle allí provocó una sensación esperanzadora. No es poco en estos momentos de depresión deportiva blanquiverde.

El central fue sometido a una operación debido a la lesión de cadera izquierda (Labrum) y se estableció un periodo de alejamiento de los campos entre cinco y seis meses. Deivid empezó a sufrir molestias justo antes del choque con el Nàstic, el 24 de septiembre. No pudo disputarlo. Fue el último que ganó el Córdoba en El Arcángel en lo que va de temporada. El 29 de octubre, tras el choque con el Valladolid -que acabó con empate a uno-, el club informó de que el canario tenia que pasar por quirófano. En Santander se puso en las manos del doctor Luis Pérez Carro, especialista de cadera. La lesión era grave, pero el jugador mostró desde el principio su intención de acortar lo máximo posible los plazos en su rehabilitación.

https://twitter.com/deividorb15/status/834009250108149760

“Quiero acercar más a cuatro meses que a seis la recuperación”, señaló en una entrevista concedida a CCF TV. Según la primera previsión, el central no regresaría hasta finales de abril o inicios de mayo. El futbolista miró más al mes de marzo. Y podría ser. Las muestras de apoyo de los seguidores han sido constantes durante los últimos meses. En las vísperas del partido ante el Mallorca, Incondicionales mostró un tifo con una camiseta con su dorsal y una frase: “Ningún obstáculo detendrá tu vuelo”. Deivid ya está al lado de la tropa, como un buen jefe. Ahora todos esperan verle al frente en la batalla que se avecina.

Etiquetas
stats