Javi Galán aporta un ingreso extra pero al Córdoba CF SAD

Javi Galán celebra un gol con el Huesca | LALIGA

Es una noticia positiva. O debiera serlo. La situación provoca sin embargo que resulte no tan buena. De entrada, es un hecho susceptible de confusión. Aunque está mucho más claro de lo que parece. Sea como fuere, el ascenso del Huesca a Primera, sellado matemáticamente el pasado viernes a falta de una jornada, es una alegría económica en torno a El Arcángel -y no tanto en él-. Tal afirmación corresponde del ingreso extra que genera, a posteriori, el traspaso de Javi Galán a la entidad aragonesa. Porque en concepto de variable -una de las que hubiera en el contrato de compraventa- el cuadro azulgrana debe abonar entre 300.000 y 500.000 euros. Y dicha entrada de dinero es para el Córdoba CF SAD, es decir, no se da en realidad en las arcas actuales –bajo la gestión de Unión Futbolística Cordobesa (UFC)-.

La explicación a dicha circunstancia es sencilla. El traspaso de Javi Galán, que vuelve a una máxima categoría en la que ya debutó tras su salida, se produjo allá en enero de 2019. Su venta formó parte de un proceso de generación de ingresos por parte del que hasta entonces era su club de pertenencia por la difícil realidad económica en que se encontraba éste. Y la entidad en cuestión era, como es sabido, el Córdoba CF SAD, que obtuvo en torno a 800.000 euros con la posibilidad de elevar la cuantía por encima del millón por distintas cláusulas. Hasta ahí, todo correcto. El 5 de diciembre se firmó la compra de la unidad productiva de la sociedad por parte de Infinity, lo que significó que UFC tomaba el control del conjunto blanquiverde pero no de todos sus activos. Es decir, el contrato seguía en vigencia con el organismo anterior.

Así, el pacense, que ha sido pieza importante en el equipo oscense durante este curso en Segunda A, aporta caudal al Córdoba CF SAD. Un hecho éste que ha tenido a bien contrastar y confirmar CORDÓPOLIS. Según ha podido saber este periódico, el abono de la variable por el traspaso del jugador ha de hacerlo la entidad de El Alcoraz a la sociedad original. Entonces, ¿qué sucede con este dinero? La respuesta es también más fácil de lo que pueda intuirse. La empresa -si se permite tal definición, que no es impropia- está dentro de un segundo concurso de acreedores, abierto tras auto judicial también en diciembre. Dicho proceso tiene como administrador a Francisco Estepa, en este período con idéntico cargo pero a nivel judicial junto a Javier Bernabéu. Por tanto, en base a la situación actual, los entre 300.000 y 500.000 que debe pagar el Huesca van a quedar consignados en sede judicial -valga la redundancia-.

Sobre este último punto, CORDÓPOLIS ha podido confirmar también que así va a ser. No obstante, falta por conocer la cuantía definitiva que va a suponer para el Córdoba CF SAD el ascenso de Javi Galán con la escuadra azulgrana. Gira en torno a las cifras ya mencionadas y es dinero que, por tanto, queda para la sociedad original y debe en un futuro servir de cara al concurso de acreedores. Ahora bien, este proceso aún se encuentra pendiente de seguir adelante, al igual que la venta de la unidad productiva. El motivo de este último hecho es de sobra conocido: los autos rubricados a finales del pasado año requieren firmeza jurídica tras la recusación del juez que los dictó.

Como se repite desde febrero, momento en que se produjo tal circunstancia, el titular del Juzgado de lo Mercantil número 1, Antonio Fuentes, fue apartado del proceso de apertura de segundo concurso de acreedores y de venta de la unidad productiva del Córdoba CF SAD. Precisamente de la resolución de esta problemática está pendiente UFC -así como todo el entorno de la sociedad-, que primero debe avanzar en cuanto al nombramiento de un nuevo juez. Fernando Caballero, magistrado de la Audiencia Provincial, fue el propuesto por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). De eso hace ya más de dos meses y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sigue sin aprobar o desautorizar. Mientras, las decisiones adoptadas en diciembre se encuentran vigentes. Es decir, como ya se ha narrado, la cantidad que deba abonar el Huesca tras su ascenso por el traspaso de Javi Galán va a quedar consignada en sede judicial y como recurso, escaso, del referido proceso concursal.

Etiquetas
stats