Irregular estreno del CBM en pretemporada

Tiempo muerto del Cajasur CBM ante el Trops Málaga | CÓRDOBA BM

Lo importante a estas alturas no es tanto el resultado como sí el aprendizaje. Además, si toca perder mejor hacerlo en el período de preparación. Está claro que la victoria es siempre el objetivo y que la derrota duele pero no menos que en pretemporada resulta esencial el análisis de cada encuentro para corregir los defectos que pudiera haber. Y en ello se va a poner a buen seguro el Cajasur Córdoba Balonmano (Cajasur CBM) tras su primer encuentro de un verano atípico. Porque todo va con atraso respecto de las fechas habituales. Da igual este hecho en realidad pues el caso es que el conjunto granate arranca su ciclo de partidos estivales con un traspié ante el Trops Málaga, un equipo al que se va a enfrentar la próxima campaña en el Grupo B de la fase inicial de la División de Honor Plata. Se encuadra el choque, por cierto, en la previa de la Copa Andalucía, en cuya final aguarda el Ángel Ximénez Puente Genil y cuyo comienzo se da con un 21-19 en contra de los cordobeses.

El primer tiempo, sobre todo su primer tramo, del partido disputado en el pabellón Fray Francisco Baños del colegio Los Olivos de Málaga permitió recordar que todavía falta rodaje. No sólo porque los equipos se encuentran en plena pretemporada sino porque, en este caso en relación al Cajasur CBM, era el primer choque después de más de cinco meses. Así, tanto el Trops como la escuadra granate, en esta ocasión vestido de turquesa en su elástica, no consiguieron cobrar algo de ritmo hasta después de dejar atrás el ecuador de la parte inicial. En el minuto 12, por ejemplo, el resultado era de empate a tres. De esta forma, las defensas lograban imponerse de manera clara, con intervenciones destacadas también de los porteros –en este tramo Fernando Torres por los cordobeses–. Llegado a ese instante, los cajistas habían sufrido ya hasta tres exclusiones y fallado dos lanzamientos de siete metros, lo que no les pasó factura.

Quizá lo peor de este período fue que el Cajasur CBM no aprovechara algo más de un minuto de doble superioridad y probablemente por ello su técnico, Jesús Escribano, decidió solicitar tiempo muerto. El asueto para reordenar ideas no sirvió demasiado, ya que la contienda siguió con la misma dinámica e incluso empeoró ligeramente para el cuadro granate. El electrónico se mantuvo en un constante duelo de alternativas, con una igualdad extrema, que rompió por primera vez el Trops al colocarse con un 7-5. La diferencia se fue a los tres tantos al desaprovechar el conjunto cordobés la opción de recortar. De posicionarse a un gol pasó a ver una brecha de tres (10-7). Lo cierto es que el descanso llegó con una mínima renta para los malagueños (11-9) y con mucho por decir y hacer en el segundo acto. El marcador hablaba por sí solo del momento de preparación y grado competitivo en que están las dos escuadras.

Tras el paso por vestuarios Juanlu Moyano consiguió en apenas 20 segundos llevar la distancia a sólo un tanto (11-10). Sin embargo, el Cajasur CBM no pudo impedir que el Trops se rehiciera y de nuevo recobrara una ventaja de tres (13-10) pese a que en su siguiente ataque marró un penalti. Bueno, en realidad detuvo José Pablo Jiménez, el portero que fue uno de los juveniles a los que quiso ver Jesús Escribano sobre pista. Los granates llegaron a situarse otra vez a uno (13-12) pero a partir de ahí todo se les hizo cuesta arriba. Principalmente porque el cuadro malagueño encontró como punto débil la velocidad de partido, que elevó sobremanera sin que el conjunto cordobés pudiera recomponerse en los cambios ataque defensa. Fue así como poco a poco incrementó su renta hasta las cinco dianas (20-15). Pese a todo, los cajistas intentaron seguir en el choque. Al menos pudieron dejar el tanteador final en un ajustado 21-19. Eso sí, las opciones de llegar a la final de la Copa Andalucía son pocas ya.

Etiquetas
stats