¿Ingredientes extra para el 'ADN cordobés'?

Maca y los jugadores aplauden al público en Vista Alegre | TONI BLANCO

El Córdoba CF Futsal sigue firme en su idea. "Queremos mantener el ADN cordobés", reitera su presidente, José García Román, cada vez que sale a colación el asunto de la confección de la plantilla. Ahora bien, después del histórico ascenso a Primera División matizó esa premisa: no van a ser excluyentes. Sobre todo porque, según insiste el mandatario, hay que recordar un dato: el conjunto cordobesista fue séptimo en Segunda División. Aunque ascendió de modo brillante en los play offs, noqueando con el factor cancha en contra a dos favoritos -Betis y Mengíbar-, sus responsables técnicos consideran imprescindible reformar la plantilla. ¿Con cordobeses? "Si es posible, sí", dijo Miguel Ángel Martínez Maca, aunque recuperar para la causa local a los hombres más cotizados del panorama nacional es algo utópico. Talentos del calibre de Andresito, Bebe, Lolo Urbano, Carlos Barrón, Boyis... están fuera de órbita. Pero hay otros que sí están en la agenda y con opciones.

Entre los cordobeses en el exterior, los nombres de Javi Sánchez y Boyos cobran fuerza. El primero, ala de 30 años, se ha proclamado doble campeón -Liga y Copa- en Hungría con el MVCF Berettyóújfalu, por el que fichó en 2017. Formado en la cantera del Adecor -entidad que presidió su padre, Manuel Sánchez Barona-, su trayectoria más allá de escalafones inferiores arrancó en la campaña 2007-08 como integrante del OE RAM León, en Segunda, y con el que siguió el curso posterior. Después pasó por Bujalance (2010-12) y el Cistierna FS (2012-13), con ambos en Segunda B. Ya en la 2013-14 regresó a la provincia para jugar en el Ategua, también en la división de bronce nacional. Su segundo salto de nivel lo dio en la campaña 2014-15, cuando firmó con el UMA Antequera. Precisamente con el cuadro malagueño logró el ascenso a Primera, en la que debutó en la 2015-16. En verano de 2016 firmó con el Real Betis Futsal, que fue su último equipo en España antes de poner rumbo a Hungría.

David Sánchez Tienda, conocido deportivamente como Boyos, es un pívot de 31 años que lleva una extensa etapa en el fútbol sala italiano. El jugador, natural de Doña Mencía y hermano de Boyis -tricampeón esta temporada en el Barcelona Lassa-, ha jugado en los dos últimos cursos con el Meta C5 Futsal y el CMB Signor Prestito en la Serie A2, logrando el ascenso a la máxima división del país transalpino con ambos clubes. Antes jugó en el Futsal Bisceglie, también en la Serie A2, donde cerró su ciclo de tres temporadas anotando cerca de 100 goles.

También figuran entre los posibles refuerzos jugadores nacidos fuera de la provincia de Córdoba. En los dos últimos años, la única nota foránea de la plantilla blanquiverde la puso el brasileño Thiago. En el plantel del ascenso solamente hubo cordobeses de la capital y la provincia. Esa exclusividad se romperá con la contratación de algún refuerzo. Entre los subrayados en la agenda de futuribles está Cristian Cárdenas, pívot de 29 años que ha jugado las últimas temporadas en el Elche, club de su localidad natal. Cárdenas ha pasado por las filas del San Vicente, Calpe, Elche y Levante, este último en la máxima categoría, con experiencias en la Liga de Rumanía en el Sepsi y el City US Tirgu-Mures.

En el grupo de 14 jugadores que compusieron la plantilla del ascenso ya se han producido oficialmente cuatro bajas. El club que preside José García Román comunicó las salidas de los cierres Cordero, Pakito y Catiti, así como del ala Cristóbal. La situación laboral de los jugadores ha sido un elemento determinante a la hora de construir la nueva estructura del equipo, que exigirá una mayor profesionalización y dedicación. Esos cuatro descartes no serán los únicos del Córdoba CF Futsal, que en los próximos días puede anunciar movimientos ya que hay jugadores que están siendo tentados por otros clubes.

Etiquetas
stats