A por lo que importa

Pawel Kieszek, en el último partido en casa | LARREA
El Córdoba recibe al colista Nástic con el propósito de cerrar una semana fantástica con nueve puntos en siete días | Oltra, que podría repetir el once, advierte del potencial oculto catalán

Tiene a la vista un récord: sumar nueve puntos en siete días. Ese botín le supondría al Córdoba la posibilidad de atornillarse al grupo de cabeza, expandir una sensación de alivio y esperanza entre su afición y elevar la autoestima de un grupo que llegó a estar bajo sospecha después de un mediocre arranque. Demasiado tentador como para dejarlo pasar. Llega a El Arcángel el Nástic de Tarragona, un aspirante del año pasado que ahora bracea en el fondo de la clasificación para tratar de respirar. Ya saben: esto es Segunda. No hay piedad con los pusilánimes ni respeto por los historiales. Bien lo sabe el Córdoba, que ha preparado con tiento la visita de un adversario que cierra la clasificación y todavía no ha conseguido ninguna victoria.

“Si miramos la clasificación nos vamos a engañar”, ha advertido Oltra ante los periodistas en su comparecencia previa al partido. Seguro que sus jugadores han escuchado esa apreciación más de una vez en los últimos días, durante unos entrenamientos en los que el valenciano insiste en ajustar automatismos y enfocarlo todo (o casi) a una cuestión primordial: cerrar la portería. Dos partidos sin encajar, dos victorias. Un par de goles y seis puntos. No hay mucho más que decir. La entrada en el equipo de Jonathan Bijimine ha coincidido con la mejora. El congoleño, más curtido y eficiente, suplió a Héctor Rodas y está reivindicándose como un valor seguro en la retaguardia. En la defensa seguirá también actuando Caro en la posición de lateral derecho, tras confirmarse que Antoñito sigue recuperándose de una lesión que le sacó de la lista para el partido en Alcorcón. No se prevén muchas más modificaciones en el equipo, aunque se ha especulado con fundamento a propósito del retorno al mediocentro de Carlos Caballero en lugar de Edu Ramos. Luso, el capitán, es un fijo. Igual que el tridente compuesto por Alfaro, Juli y Rodri, que han sido titulares en todos los partidos disputados hasta ahora por el Córdoba.

El Nástic de Vicente Moreno llega herido. Los catalanes tienen cuatro puntos y son los últimos en la tabla. No le han ganado a nadie. “Podemos hacerlo ante cualquiera y en cualquier campo”, ha recaldado el técnico antes de emprender viaje a Córdoba. Más que las palabras, necesita hechos. El técnico rojillo no trae a Manolo Reina, Manolo Martínez ni José Carlos, todos ellos lesionados, y se ha dejado en casa a Djetei, Zahibo y Maloku por decisión técnica. Si volverá con el Nástic el central Iago Bouzón, uno de los hombres que logró el último ascenso a Primera con el Córdoba y dejó huella entre la afición. Hoy no parece que haya lugar para el sentimentalismo. El equipo de Oltra buscará una victoria que le mantenga arriba ante un Nástic al que la estadística le lanza un mensaje descorazonador: sólo ganaron una vez en quince enfrentamientos y nunca en El Arcángel.

ALINEACIONES PROBABLES

CÓRDOBA: Pawel; Antoñito, Bijimine, Deivid, Domingo Cisma; Caballero, Luso Delgado; Guille Donoso, Alfaro, Juli y Rodri.

NÁSTIC DE TARRAGONA: Saja; Kakabadze, Lopo, iago Bouzón, Mossa; Tejera, Madinda, Ferran Giner, Muñiz, Jean Luc y Uche.

ÁRBITRO: Valdés Aller (Colegio Castellano Manchego).

CAMPO Y HORA:  El Arcángel (18:00, La Liga 123 TV).

Etiquetas
stats