¿Por dónde íbamos?

Javier González Calvo y Juanito, en la Ciudad Deportiva | ÁLEX GALLEGOS

La incertidumbre va tomando, aunque muy poco a poco, forma y fondo. Los acontecimientos se siguen sucediendo y el nuevo proyecto del Córdoba CF va cobrando mayor sentido. O al menos eso es lo que transmiten sus protagonistas. De hecho, este miércoles puede producirse un punto de inflexión clave en el devenir de la entidad. El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ratificará si Fernando Caballero García, juez propuesto a mediados de mayo por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, es el magistrado elegido para tomar las riendas del proceso de venta de la unidad productiva de la SAD, en manos de Infinity -y por ende, de Unión Futbolística Cordobesa (UFC)- desde finales del pasado año, cuando la administración judicial dio el visto bueno a dicho traspaso.

Un proceso que se inició con el juez Antonio Fuentes Bujalance, el cual fue destituido en febrero por “falta de parcialidad”, por lo que los nuevos gestores del club se encontraban a la espera de que un nuevo magistrado ratificara -o no- los autos judiciales de dicha venta. Y tras varios meses de inactividad en dicho terreno a causa de la crisis provocada por el Covid-19, todo ello podría precipitarse en los próximos días. De hecho, la decisión es clave para el futuro de UFC al mando del Córdoba, pues el auto anteriormente mencionado carece a día de hoy de firmeza jurídica.

Con todo, la confianza es plena en el actual consejo de administración, que desde siempre ha defendido la validez y legalidad de todo el proceso. Y ahora puede obtener finalmente una decisión definitiva, clave además para ratificar la inscripción del equipo en la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Eso sí, cabe recordar que el CGPJ únicamente designará al magistrado, quien será el encargado de otorgar firmeza o no al proceso de venta de la unidad productiva, para lo que también ha de revisar hasta cinco recursos en contra. Todo ello al tiempo que la RFEF ha ampliado el plazo de inscripción en las competiciones hasta el 26 de agosto, lo cual da aún más margen de maniobra a UFC para dar validez al conocido como Plan A, es decir, la vía de inscripción a través de la nueva sociedad, pues las negociaciones entre dichos gestores y Azaveco -mercantil de Carlos González- se han roto definitivamente. La apuesta es plena hacia su principal y primera intención.

Así se enmarca el plano institucional, mientras el deportivo avanza casi sin impedimentos. De hecho, ya son cuatro los refuerzos con los que cuenta Juan Sabas (únicamente se ha oficializado a Darren Sidoel, aunque Farrando, Espeso y Traoré ya entrenan igualmente con el club), mientras que otros dos estarían muy cerca de producirse. Estos son Samu Delgado -fichaje adelantado por los compañeros de El Día de Córdoba- y Álex Robles -según la información de Nacho Zafra-. Éste último llegaría en calidad de cedido desde el Sevilla Atlético, con la intención de reforzar el lateral derecho, pues desde esa demarcación saldrá igualmente a préstamo Iván Robles, en su caso con el fin de liberar una ficha profesional, tal y como se indicó este martes en el digital Cordobadeporte.com.

Pese a las turbulencias ocasionadas, todo parece seguir como en un principio tanto en el césped como en los despachos. El club afronta su última semana de trabajo en la ciudad, antes de partir el próximo domingo hacia Torrox para su primer stage de pretemporada. Una situación de plena normalidad la que también viven el Córdoba B y el Femenino, ambos con las plantillas cerradas, aunque a la espera también de que la inmensa mayoría de los fichajes se hagan oficiales.

https://cordopolis.es/2020/08/18/el-final-es-el-principio-ufc-se-reafirma-en-su-via-la-de-la-unidad-productiva/

Etiquetas
stats