Un horizonte de ilusión para las 'balas verdes'

Luis Castro y Juan José Ramos, en plena acción en sus últimos entrenamientos.
El Deza Córdoba Patrimonio de la Humanidad cierra el primer tramo de la temporada con grandes resultados y encara su regreso a los circuitos con expectativas de alcanzar títulos

Los buenos resultados conducen al optimismo. La ilusión es elevada cuando el trabajo da su fruto y todavía restan retos por afrontar. Es la situación en la que se encuentra el conjunto Deza Córdoba Patrimonio de la Humanidad, que encara el segundo tramo de la temporada con grandes expectativas después de completar de manera positiva la primera parte del curso. Porque el equipo cordobés cierra el ecuador del año deportivo con posibilidades de títulos en varios de los campeonatos en los que compite. No en vano, todos los pilotos pisaron al menos una vez el podio, lo que es un motivo de orgullo para toda la estructura.

Su principal integrante, Andrea Sibaja se recupera en la actualidad de las lesiones que sufriera tras un accidente en el Circuito de Jerez y está preparada para afrontar la segunda parte de la campaña, en la que buscará el título nacional femenino. En ese sentido, la piloto de las balas verdes ocupa la segunda posición en Open 600 y el mejor resultado posible en la Z Cup, en la que es undécima a pesar de la caída que tuviera dentro de ese campeonato en Montmeló.

En el Andaluz de Series 1000, el cordobés Luis Castro y el isleño Juan José Ramos, primero y segundo respectivamente, irán a por todas en la siguiente cita que tendrá de nuevo como escenario el Circuito de Jerez. Además se unirá la joven promesa del equipo, el sevillano Sergio Bernal, que competirá en PreMoto4. Después de sus buenos resultados en la Copa de España, en la que hizo podio en la prueba inaugural y en la que conserva aspiraciones de título, el más pequeño del conjunto se atreve con los circuitos grandes. En los entrenamientos ya ha realizado tiempos más que esperanzadoras.

Los hermanos Rodrigo siguen empujando fuerte en Pit Bikes, donde ocupan la segunda y tercera plaza de la general. Los abanderados de la Box 77 School tendrán la siguiente prueba en Campillos para pasar a la de casa, en Villafranca de Córdoba, a finales de septiembre. Y la más novata de las balas verdes, Desirée Ávalos, sigue con su progresión: logró montarse dos veces en el cajón y en breve habrá sorpresas con ella, ya que también ha comenzado a rodar en circuitos grandes.

De esta forma, se presenta una segunda parte de la temporada intensa para todos los integrantes del Deza Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Tanto para los pilotos, con intensas jornadas de preparación, como para el equipo técnico, que ha trabajado de lo lindo en las motos, están preparados para la acción. Además, en ese tramo del año las balas verdes lucirán el logotipo de la empresa andaluza de pinturas y decoración Pinturom, con la que la estructura cordobesa llegó a un acuerdo recientemente.

Etiquetas
stats