“Hay que seguir, no hemos conseguido nada”

Sandoval, en el banquillo de El Arcángel | MADERO CUBERO

Satisfecho y feliz, como no podía ser de otra forma. La sonrisa de Sandoval lo decía todo. Apenas necesitaba hablar para dejar claro lo que suponía vencer al Valladolid. El Córdoba sumó tres puntos vitales ante el cuadro pucelano y tanto los futbolistas como la afición lo disfrutaron. Igual que el técnico, que también recordó que queda mucho camino aún por recorrer. “Hay que seguir, no hemos conseguido nada apenas”, dijo el madrileño después de su primer análisis del partido. “No merecíamos ir por debajo en el marcador. El Córdoba ha estado bien asentado en el terreno de juego. Con el balón a lo mejor no teníamos la fluidez que queríamos, pero teníamos ocasiones y los jugadores estaban bien. En la asegunda parte nos la tuvimos que jugar, pero el equipo entró muy bien y ha creído en ello (el triunfo)”, expuso el preparador califal.

“Lo hemos conseguido, con más corazón que otra cosa”, añadió un Sandoval que estaba más tranquilo tras la euforia del segundo gol. “Si no lo celebrábamos así, no tendríamos sangre. Nos hemos contagiado de todo el mundo”, expresó al respecto. El de Humanes consideró, por otro lado, que “la expulsión ha sido clarísima”. La acción que le costó la roja directa a Luismi supuso un cambio de guión radical. “Es de esas jugadas que nos vienen bien porque cambian la dinámcia. La gente ha visto que se podía y lo bueno es que hemos metido gol no muy tarde”, indicó el técnico, que apuntó que el Córdoba necesita “jugar a tumba abierta”. “Tenemos que ir pasito a pasito. No hemos conseguido nada, sólo tres puntos, pero sí que la afición vibre y se vaya contenta a su casa”, comentó posteriormente para insistir en la calma tras el triunfo.

El entrenador blanquiverde admitió que “la victoria le hacía mucha falta al equipo”, y aseveró que en ningún momento temió por fantasmas pasados. “No se me han aparecido en ningún momento porque estaba metido en el partido, con la gente animando y sabiendo que nos iban a llevar en volandas”, señaló en este sentido. Sobre el sufrimiento que trajo consigo el final del encuentro para amarrar el triunfo, Sandoval afirmó que es lo normal dadas las circunstancias. “Cuando estás en la UVI y te ponen un poquito de sangre… como no le metas adrenalina no salta un poco el enfermo”, aseguró el preparador califal.

Por otro lado, y fue lo primero que hizo al pasar por sala de prensa, el de Humanes quiso agradecer a la afición su apoyo. Precisamente a los seguidores, y a alguien más especial, brindó los tres puntos. “Quisiera dedicar la victoria a toda la gente que ha venido hoy, pero en especial a la familia de Hugo (el pequeño que cayó a la piscina familiar en agosto), que ayer nos dio una lección de vida”, explicó nada más entrar en la sala de prensa de El Arcángel. El mensaje último fue el más importante: “Si tenemos paciencia, todavía podemos estar ahí. Lo que no quiero es que mi equipo se muera antes de tiempo”, concluyó.

Etiquetas
stats