“Cuando hay que poner los huevos hay que ponerlos”

Ferrer, en la sala de prensa del Coliseum Alfonso Pérez.
Albert Ferrer se muestra enfadado tras el empate en Getafe, que se dio porque “en los últimos cinco minutos el equipo no ha estado”, y asegura que “va a tocar sufrir hasta el final”

Enfadado como probablemente jamás se le haya visto desde que se hiciera cargo del Córdoba. Así apareció Albert Ferrer por la sala de prensa del Coliseum Alfonso Pérez. Y tenía razón el técnico, pues al equipo se le escapó su primer triunfo de la temporada por una nueva falta de concentración. “No voy a dar ningún titular. Me gustaría haber ganado y nada más. Lo hemos tenido y se nos ha escapado”, aseveró el preparador catalán, que mostró a las claras su disgusto con los jugadores blanquiverdes. ¿A qué se debió el empate final? “Es falta de concentración y de intensidad. En los últimos minutos, si a uno le toca defender, le toca defender y no hay más. Es ganar esos balones divididos, ser más intenso que el otro, meter la pierna. En el fútbol tampoco hay muchos secretos. Si a veces hay que meterse atrás cinco minutos, hay que meterse atrás y si lo hacemos defendemos todos, porque nos van los tres puntos”, explicó.

“Es un tema de estar metido y en los últimos cinco minutos no hemos estado”, añadió en se sentido. En cuanto a los errores el cuadro califal, indicó que “todo es trabajable”, si bien la falta de concentración y de intensidad que aseguró tuvo su equipo en el tramo final del encuentro “es menos trabajable que otros temas”. “Cuando hay que poner huevos hay que ponerlos y es poco trabajable. Es cuestión de los jugadores y creo que teníamos que haber sido más valientes, más contundentes y al final se nos escapan dos puntos por culpa nuestra”, señaló. Precisamente por el hecho de dejar escapar la victoria confesó estar descontento. Ni siquiera el punto sumado podía cambiar esa mala sensación. “Cuando me voy y pierdo dos puntos no me voy satisfecho. Estoy cabreado”, expresó.

La desilusión llegó con el gol de Babá, aunque éste vino precedido de alguna ocasión más del Getafe. También fue el adelanto de otras que pudieron suponer la derrota. Eso, lógicamente, no gustó a Ferrer. “El último tramo de la segunda parte hemos estado mejor, pero lo que no puede ser es que en cinco minutos nos creen cuatro ocasiones de gol cuando vamos por delante en el marcador. Es un tema que se me escapa”, arguyó para insistir en que “es imposible en que cinco minutos es imposible que te creen más ocasiones que en toda la segunda parte”. Con todo, no olvidó su natural optimismo y apuntó que “esto es muy largo y hay que seguir”, aunque advirtió de lo que queda por delante: “Nos va a tocar sufrir hasta el final”.

Etiquetas
stats