Esto habrá que repetirlo

Celebración de uno de los goles ante el Málaga | TONI BLANCO

No hay que escarbar demasiado para encontrar alicientes en el Córdoba-Alcorcón, un partido en el que los blanquiverdes tienen la obligación de romper varios muros: el primero, ganar en El Arcángel; otro, marcar gol. Ambos objetivos están emparejados. El 0-0 de la ida fuerza a batir al contrario. No queda otro remedio. La cuestión es que a los blanquiverdes les cuesta salir triunfantes en su campo. Muchísimo. ¿Y por qué? Nadie se quiere hacer demasiadas preguntas al respecto entre los muros de El Arcángel. Al menos, en público.

“Trabajamos igual cuando jugamos en casa que cuando lo hacemos fuera. Nos cuesta un poco más aquí, también tener el balón. No tiene que pesar jugar en casa, porque la gente nos ha apoyado en todo momento”, dijo el otro día Luis Miguel Carrión en la sala de prensa después del duelo ante el Rayo Vallecano. Un 0-0. Lo dicho: hay que marcar imperiosamente. Lo de la portería a cero se ha resuelto en las dos últimas citas y falta el remate. En Liga están en ello. En la Copa no se admiten más divagaciones. Sin victoria no habrá recompensa y en las últimas horas el técnico cordobesista ha trabajado al respecto con especial celo. Se trata de reeditar lo que ocurrió ante el Málaga en la anterior eliminatoria de la Copa del Rey. Fue ante el Málaga, el pasado 30 de noviembre. La única victoria en casa de Carrión.

La cuestión es que El Arcángel se le atraganta al Córdoba. El reino es una tómbola. El triunfo en la Copa ante el Málaga, que coincidió con el estreno en el banquillo de Carrión, ha sido el único que han logrado los blanquiverdes en competición oficial desde el pasado 24 de septiembre, en una tarde en la que doblegaron al Nástic de Tarragona (2-0). Desde entonces, cada comparecencia ha sido una decepción. Hubo partidos en los que se jugó mejor o peor, con más ocasiones o con menos (o ninguna), con méritos o pifias, de manera injusta, inesperada o merecida. Hubo de todo. Y nunca se ganó. El Sevilla Atlético (0-1), el Mallorca (0-2), el Getafe (1-2) y el Cádiz (1-3) asaltaron El Arcángel. Ante Valladolid (1-1) y Rayo (0-0), al menos, se mantuvo alguna parte del botín. Ha sido, en todo caso, descorazonador: dos puntos sobre dieciocho posibles. Un horror.

Con el ambiente especial de la Copa -por el horario (19:00 horas) y el suplemento de 5 euros habrá una entrada de público inferior a la habitual-, el Córdoba buscará la salida a un laberinto. Si rompe la mala racha, habrá conseguido el premio de entrar como representante de Segunda División en un bombo en el que tendrá como vecinos a rivales de lo más suculento. Sólo tiene que repetir lo que hizo en su última comparecencia casera en Copa.

Etiquetas
stats