El Grucal Adesal besa la lona en Villaverde

Lance de un encuentro del Grucal Adesal. | TONI BLANCO
El conjunto fuensantino no ve recompensa en su intento de remontada ante el cuadro madrileño (31-28) | Las de Paco Bustos ven limitadas sus opciones de disputar la fase de ascenso

Aún queda Liga y también puntos, pero lo cierto es que al Grucal Adesal se le escapó una inmejorable ocasión de subirse al tren de la fase de ascenso. Se puede decir que no por su culpa, porque hizo todo cuanto pudo y más para intentar doblegar a un equipo sólido y con recursos como lo es el Villaverde. Sin embargo, su esfuerzo se quedó en el casi. Como en otras tantas veces en el penúltimo metro. Y se quedó en el casi porque su primera parte fue mala. Pero también porque en la segunda la pareja arbitral fue arbitraria y decisiva. No en vano, en la mayoría de los conatos de acercamiento había una decisión dudosa o condescendiente que se inclinaba para el bando local, que por otro lado hizo méritos. Pero lo cierto es que fue así.

Con todo, al equipo de La Fuensanta le queda saber que su orgullo está intacto, como otras tantas veces esta temporada y que en cada partido que reste volverá a hacer un derroche de carácter sobrehumano para llegar hasta el final. Ésa es su seña de identidad y no la va a perder. De hecho, quedó patente en la cita de Villaverde. El Grucal, tras una primera parte en la que se fue viendo a remolque en el tanteador, entró con otro tono en la segunda mitad. En el tramo inicial del choque el cuadro local presentó sus credenciales con una portería espectacular, una primera línea decisiva y una defensa que costaba un Potosí superar.

Sin embargo, tras el descanso se vio al equipo de siempre. A un conjunto que podría catalogarse como milagroso. Se encontraron las comunicaciones con Andreea Marin, Arantxa Hernández volvía a ser resolutiva, Espe López parecía más rápida y Meriem Ezbida más grande cubriendo la meta. En números, de un 18-11, que sería la sentencia para cualquiera, se pasó a un 20-18. Pero siempre que al equipo de La Fuensanta le daba por aproximarse a su rival en el marcador había rarezas. Acciones de siete metros que no se pitaban, situaciones de inferioridad y así. Pero lejos de irse, el Grucal Adesal seguía y seguía. Como muestra y con 26-23, el banquillo madrileño no lo tenía claro a siete minutos del final y pidió tiempo muerto. Pero las de Paco Bustos no temblaron y llegaron a ponerse a uno. Había partido, mucho partido.

Fue entonces cuando los factores externos emergieron nuevamente. Aunque también las jugadoras del Grucal pudieron hilar más fino a falta de dos minutos para el final del duelo. El caso es que el Villaverde celebró el triunfo como si fuera la clasificación para la fase de ascenso. En parte resultaba comprensible, ya que había hecho hincar la rodilla a un adversario indomable ante casi todo. Un Adesal que seguirá pensando que se puede llegar hasta mayo.

FICHA TÉCNICA

VILLAVERDE (31): García, Montilla (4), González (4), Belda (4),  Fernández, Campos (7) y Nieto (8) -siete inicial-, Montero (p), Iglesias (p), Horcajada (1), Lorenzo, Delgado, María, Lorena y Cardador (3).

GRUCAL ADESAL (28): Meriem Ezbida, Arantxa Hernández (10), Andreea Marin (8), Ángela Ruiz (5), Espe López (5), Alba Sánchez y Lulú Dascalu -siete inicial-, Olga Solana (p) e Isa Moreno.

ÁRBITROS: Lázaro y Portugal. Excluyeron a las locales Horcajada (2), González, Belda y Delgado; y a las visitantes Arantxa Hernández, Lulú Dascalu (2), Andreea Marin y al técnico, Paco Bustos.

PARCIALES: 1-2, 6-3, 10-6, 12-7, 14-8, 16-10 (descanso), 18-14, 21-18, 23-19, 25-22, 27-25 y 31-28.

INCIDENCIAS: 200 espectadores en el Pabellón Félix Rubio. Partido correspondiente a la décimo sexta jornada de Liga en División de Honor Plata Femenina.

Etiquetas
stats