Los González aprueban sus últimas cuentas en una Junta simple

El Consejo de Administración del Córdoba en la Junta General Ordinaria de Accionistas | RAFA ÁVALOS

Oficialmente, no es la última. Aunque sí en lo que se refiere al examen de su gestión. La era González en el Córdoba CF toca a su fin definitivamente después de la Junta General Ordinaria de Accionistas celebrada este viernes. Una asamblea ésta a la que de nuevo no han podido asistir representantes de los propietarios minoritarios, pero que sí ha permitido ver en El Arcángel a Jesús León, el nuevo dueño -junto con Luis Oliver- del club. Por otro lado, la asamblea se celebró por vez primera en un despacho y no en el salón de actos del estadio. Cerrojazo y discreción total en la cita, antes de la que el todavía presidente de la entidad califal, Alejandro González, ha presumido de la gestión desde 2011.

En torno a las 11:15 llegó a El Arcángel el máximo mandatario blanquiverde, mientras que un cuarto de hora después lo hizo Jesús León. El montoreño se dejó ver y estuvo en la pequeña sala de reuniones en la que esta vez se celebró la Junta. Con todo, no participó de la asamblea. Además, el club confirmó después que el futuro presidente no entró a formar parte aún del Consejo de Administración. La razón para que ese punto fuera aprobado es que éste no aparecía en el orden del día. Mientras, los representantes del Sindicato de Accionistas Minoritarios se quedaron otra vez fuera del despacho, como ya sucediera el pasado año. Todo a pesar de acreditar la reunión de acciones en una persona para alcanzar o superar las 104.780 requeridas.

La Junta no arrancó hasta minutos después de las 13:00, aun cuando estaba prevista para las 12:00. En el período de espera, Jesús León continuó junto con los miembros del actual Consejo de Administración del Córdoba, que fueron realmente quienes -en compañía de los abogados empleados por el club- abordaron el orden del día. Éste, por tanto, se resolvió con absoluta calma en la que fue cita de este tipo más simple de los últimos tiempos. Así, el órgano rector comandado por Alejandro González aprobó las cuentas del ejercicio 2016-17, con un superávit de 1.035.000 euros -4,5 millones menos de lo calculado doce meses antes-, y el presupuesto del curso 2017-18, con la estimación de unos beneficios de 679.000 -resultado complicado de lograr dado que se incluyen unos poco probables ingresos por traspasos de más de 1,6 millones-.

Por otro lado, si bien Alejandro González rehusó realizar declaraciones a los medios, sí que habló para CCF TV. Lo hizo antes de comenzar la Junta para presumir de gestión, la llevada a cabo por Ecco Documática y después por Azaveco. “Creo que en materia económica el club estaba totalmente enderezado. Nosotros tenemos que seguir cumpliendo nuestras obligaciones, seguir saneando las cuentas. Estamos muy orgullosos de poder decir que somos uno de los clubes de fútbol profesional con mejores números ahora mismo en la LFP”, señaló. El aún presidente del Córdoba quiso además asegurar que por parte de la propiedad no tienen “nada que reprochar a nadie”. “Estamos muy contentos con toda la gente que nos ha apoyado”, añadió.

Etiquetas
stats