González admite que “es difícil” que haya medidas cautelares contra León

Carlos González, en la junta de accionistas del Córdoba CF SAD de enero | MADERO CUBERO

La prudencia es quizá la postura predominante. Aunque una parte se muestra con más optimismo que la otra después de la primera cita del proceso judicial por la propiedad del Córdoba CF SAD. Cabe recordar que éste enfrenta a Carlos González (Azaveco) y Jesús León (Aglomerados Córdoba). En este sentido, este martes se ha celebrado en el Juzgado de Primera Instancia número 102 de Madrid la vista oral por la solicitud de medidas cautelares por parte del tinerfeño contra el montoreño. La petición del primero era el embargo de bienes y patrimonio de las empresas y personales del segundo. Ya celebrado el encuentro el empresario canario ha admitido la dificultad de que se produzca decisión a su favor mientras que el abogado del cordobés ha entendido que la situación parece positiva para su defendido.

Cabe recordar que esta vista oral se fechó inicialmente para el 13 de diciembre pero hubo un aplazamiento. La solicitud de medidas cautelares lo era en un primer instante también para una administración judicial de la entidad, petición que fue retirada tras la actuación en este sentido por parte del Juzgado de Instrucción número 5 de Córdoba el 9 de noviembre. Así, en esta ocasión lo que se dirimía era el embargo provisional de los bienes y patrimonio de las empresas y personales de Jesús León. Las sociedades afectadas eran, entre otras, Aglomerados Córdoba, con la que el montoreño accedió en su momento a la mayoría accionarial del club, o Grucal.

A la vista han acudido el hijo de Carlos González, Alejandro González, y Jesús León. Llevada a cabo, la jueza ha señalado a las partes que requiere estudiar el fondo de la cuestión, por lo que un procedimiento teóricamente breve puede alargarse algo más. Sea como fuere, el tinerfeño ha admitido la complejidad de obtener el favor en esta ocasión. “Es difícil que te las den (medidas cautelares), no se las han dado ni a Torra”, ha afirmado en declaraciones a este periódico. Con todo, ha restado importancia a tal hecho ya que “lo importante era la administración judicial” que se pretendía.

Mientras, el abogado de Jesús León, Álvaro Cerezo, se ha mostrado prudentemente optimista ante la probable negativa de las mencionadas medidas cautelares. “Desde nuestro punto de vista ha ido bien. Pensamos que podemos tener posibilidades”, ha indicado antes de regresar a Córdoba. “No ha utilizado un argumento válido, sólo ha hablado de que el club está en mala situación deportiva”, ha apuntado acto seguido sobre la declaración de Alejandro González.

Pero el proceso judicial todavía tiene que llegar en su fase cierta. De cara a éste y a la recuperación de la propiedad del Córdoba CF SAD sí ha sido diáfana la posición de Carlos González. El canario ha dejado clara su confianza en que la jueza responda de manera favorable a sus intereses. “Tenemos clarísimo que lo vamos a ganar. Todo lo que están haciendo es para debilitar nuestra posición. Sabemos que no lo vamos a pasar bien, que vamos a tener, por desgracia, comportamientos para desprestigiar, pero no tengo duda de que vamos a ganar”, ha aseverado.

La vista oral se ha producido un par de semanas después de que el tinerfeño fuera nombrado presidente del Córdoba CF SAD en una junta general extraordinaria de accionistas impulsada por su empresa (Azaveco). Ocurrió el 15 de enero y aunque en principio no tenía validez ejecutiva, Carlos González mantiene la postura que entonces definió. Ésta no es otra que reclamar el levantamiento de la administración judicial, así como la concursal, al Juzgado de Instrucción número 5. “En cuanto estén inscritos los acuerdos (de la junta) en el Registro lo solicitaremos”, ha expresado en este sentido.

Etiquetas
stats