Una gesta de altura: José Torres conquista Pradollano

José Torres a su paso por meta en la Ultra Sierra Nevada. | ULTRA SIERRA NEVADA
El cordobés se proclama campeón en la modalidad de 65 kilómetros de la I Ultra Sierra Nevada, una de las pruebas más duras de España con meta a más de 2.000 metros de altitud

No es una cita deportiva cualquiera. Se trata de un desafío apto sólo para los más valientes. La altitud y las condiciones del terreno en que se desarrolla son los escollos que deben superar unos participantes que han de estar preparados para sufrir. Pero merece la pena. Sobre todo si la competición se desarrolla en un escenario como Sierra Nevada o se inicia en un marco como el conjunto monumental de la Alhambra y el Generalife de Granada. En ese entorno tuvo lugar este sábado la primera edición de la Ultra Sierra Nevada, una de las pruebas más duras de España -así se presentó- que culminó a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar. Concretamente, en la estación de esquí de Pradollano, donde brilló con luz propia un cordobés: José Torres. El deportista, que en su vida diaria trabaja en una asesoría fiscal, logró el triunfo en la modalidad de 65 kilómetros.

Es así como entra en el palmarés de una prueba cuyo techo está en el Pico Veleta, a 3.300 metros de altitud. No necesitó llegar tan alto Torres, pues el paso por ese punto sólo existía en el recorrido más amplio –de 83 kilómetros-. Eso no resta, por supuesto, ningún mérito a su victoria, fundamentada en un enorme esfuerzo y una mayor capacidad de aguante. “Se trataba de zonas muy técnicas, en las que había mucha piedra suelta e incluso otras en las que había que ayudarse con las manos para no caer”, explica el corredor, que además confiesa que tocó suelo en un par de ocasiones. Por si fuera poco, “era la primera vez” que competía en Granada. Conocía la dureza de la prueba, que al final en su modalidad se alargó hasta los 70 kilómetros, y supo combatirla para terminar vencedor. Lo hizo tras completar el trayecto desde la Plaza Nueva de la capital nazarí hasta Pradollano en aproximadamente ocho horas. Otra particularidad de la cita: el pistoletazo de salida en compañía de la luna, bajo la cual se desarrolló gran parte de la competición. Arrancó a las tres de la madrugada del sábado y concluyó, en el caso del cordobés, en torno a las 11 de la mañana.

La victoria es una gesta si se tienen en cuenta otras de las condiciones en que se desarrolla la carrera, como los desniveles que presenta el terreno. El acumulado positivo es de 5.682 metros y el negativo de 4.356. “Son pruebas en las que necesitas que tu cuerpo tenga mucha resistencia física”, indica José Torres, que señala como claves para superar el reto “tener una buena alimentación durante el recorrido, ya que hay mucho desgaste”. Pero sobre todo, “hay que saber ser sufridor”. Lo supo el ultrafondista cordobés, que aseguró llegar a la cita para preparar otra que tendrá más adelante -el Ultra Trail del Valle del Genal, en la serranía de Ronda-. Sin embargo, consiguió llegar a lo más alto en todos los sentidos. Por cierto, ¿cómo se prepara para una prueba de esta dureza el trabajador de una asesoría fiscal? “Salgo de trabajar por las tardes y casi todos los días entreno una hora y media en la sierra o en un circuito como el Parque Cruz Conde. El domingo hago una tirada larga -consistente en correr durante tres horas-”, relata el primer campeón del Ultra Sierra Nevada en modalidad de 65 kilómetros.

Etiquetas
stats