García Román: “La ilusión es máxima en seguir creciendo”

José García Román, presidente del Córdoba Patrimonio de la Humanidad | ÁLEX GALLEGOS

Objetivo cumplido. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad seguirá un curso más en la Primera División de la Liga Nacional de Fútbol Sala, después de que la Real Federación Española de Fútbol decretara el final definitivo de la temporada sin descensos. Únicamente jugarán los de arriba por el título, mientras que el resto de la clasificación quedará igual, viéndose incrementada de cara al próximo año por el que suba desde Segunda. En este sentido, lo cierto es que el cuadro blanquiverde ha sido una de las grandes sorpresas del curso en la máxima categoría, pues no ha pisado los puestos de caída en ningún momento. Es más, la suspensión de la competición se produjo a falta de siete jornadas, con los cordobeses en décimo cuarta posición y con dos puntos sobre el descenso.

La noticia, pese a las circunstancias, no deja de ser positiva para los propósitos de futuro del club. De hecho, Jose García Román, presidente de la entidad, ha indicado tras conocerse la decisión que están “satisfechos por esa permanencia que se ha conseguido en los despachos”, aunque “es una pena” que haya sido así, pues “estoy convencido de que nuestro equipo tenía capacidad para haberla logrado en la pista”. No obstante, “las circunstancias han hecho que tenga que ser así” y “no se van a poder disputar las siete jornadas que restaban”, ha puntualizado.

El dirigente blanquiverde, en declaraciones remitidas por el Departamento de Comunicación del club, ha hecho hincapié además en que “ahora lo que queda es lo que nosotros siempre hablábamos, que, más allá de esta temporada, hay que pensar en la próxima, que va a ser muy complicada, tanto por la difícil situación económica que nos vamos a encontrar, como por el hecho de que, a lo mejor, no pueda entrar público en Vista Alegre, con lo que eso supone para nosotros”. En efecto, el feudo califa ha sido un factor fundamental en el crecimiento del equipo durante los últimos años, erigiéndose este curso como una de las canchas más incómodas para el rival de toda la Primera División. Y todo ello afectará de lleno a una entidad humilde y que depende en gran medida de su masa social, que no ha parado de crecer en la época más reciente.

Aún así, no cabe duda que García Román es fiel amigo de causas complicadas. Un atrevido en terrenos que para muchos pudieran parecer imposibles. Y no pierde la ambición. “Sabemos que se prevé una temporada complicada, pero eso no quita que la ilusión sea máxima en seguir creciendo y en consolidar este proyecto en Primera División”, puntualiza. Palabra de presidente.

Etiquetas
stats