Qué gana y qué pierde el Córdoba tras el mercado

Edimar, Bebé, Héldon Ramos, Krhin y Zuculini, las altas | El club no consigue aligerar el número de integrantes de la plantilla | Se marchan Havenaar, Xisco, Matos, Garai y Caballero

Cinco altas y cinco bajas. Se marchan futbolistas que no jugaban en el Córdoba y llegan otros que tampoco lo hacían en sus clubes de origen, entidades de renombre europeo. El denominador común: son jóvenes y llegan cedidos. El Córdoba lanza su apuesta por la permanencia en Primera con un puñado de refuerzos invernales que deben dar a la formación de Miroslav Djukic una nueva dimensión. El equipo ha empezado el año con una buena dinámica y algunos de los nuevos han ingresado directamente en el once, sin pasos intermedios de adaptación ni otras zarandajas. Edimar y Bebé son titulares desde que recibieron el 'transfer'. Héldon Ramos fue presentado el jueves y va en el 'chárter' a Vigo, donde podría debutar con la blanquiverde frente al Celta. Los últimos en recalar en El Arcángel, Bruno Zuculini y Rene Krhin, serán presentados en los próximos días.

El Córdoba ha buscado todas sus incorporaciones en el extranjero, con un trabajo de rastreo y negociación extenuante del secretario técnico, Pedro Cordero, y sus colaboradores más directos, como el asesor deportivo Cándido Cardoso. Su partido en los despachos ha terminado. Ahora comienza el auténtico examen.

¿Qué gana el Córdoba? Parece evidente que ha dado un salto de calidad. Se notó ya con la llegada de Edimar y Bebé. El primero, un lateral brasileño de 26 años con estilo muy europeo, se atornilló al puesto tras llegar de no contar nada en el Chievo Verona italiano. Bebé, de 24 años, no contaba en el Benfica después de un curso muy notable en el Paços de Ferreira y un pasado turbulento en el Manchester United, a donde le llevó el representante Jorge Mendes cuando aún era demasiado joven. Ambos han dado energía y oficio a un Córdoba que se ha beneficiado también de un "sexto fichaje", el rumano Florin Andone, que fue promocionado desde el filial de Segunda B y ya es un jugador de Primera de pleno derecho.

Todavía no debutaron Héldon Ramos -va en la lista para el Celta- ni, evidentemente, los últimos en fichar: Krhin y Zuculini. Héldon, internacional por Cabo Verde, llegó de jugar todos los partidos en la Copa de África. Se acopla a todos los puestos del ataque, desde las bandas a la mediapunta por el centro, aunque en el Sporting de Lisboa no lo ha tenido nada claro. Le ficharon en enero del año pasado desde el Marítimo y a sus 26 años se juega su porvenir, pues termina contrato el próximo 30 de junio con los lisboetas. Rene Krhin llegó después de que se frustrara el fichaje del italiano Luca Marrone, que estuvo en Córdoba listo para fichar pero que no firmó su contrato por problemas en el reconocimiento médico, que reveló una lesión. Marrone retornó a la Juventus y el Córdoba volvió a llamar al Inter, donde Rene Krhin estaba en la rampa de salida. El internacional esloveno, de 24 años, actúa como pivote en el centro del campo.

También en el centro del campo actúa Bruno Zuculini, cuyo fichaje supuso más de un quebradero de cabeza. El argentino, de 21 años, ha disputado 45 minutos ante el Málaga con el Valencia, en el que estaba cedido por el Manchester City, dueño de su pase. Con los ingleses había disputado un partido de la Community Shield, por lo que el Córdoba se convierte en su tercer club en una misma temporada. Esa circunstancia, prohibida por la normativa, ha sido desbloqueada de manera documental por la FIFA, que ha admitido que el partido que jugó con el City se considere correspondiente a la pasada temporada. Zuculini se despidió de sus compañeros en Paterna este viernes y se espera su llegada a Córdoba para ser presentado. Internacional sub 20 con Argentina, puede jugar como medio y extremo derecho. Forjado en el Independiente de Avellaneda, es considerado uno de los jugadores de mayor talento del Manchester City, que le tiene contratado hasta 2019. De lo que haga en Córdoba dependerá buena parte de su porvenir en el conjunto 'citizen'.

Las marchas estaban cantadas. El japonés Mike Havenaar fue un absoluto fiasco. Perdió la titularidad tras cinco jornadas y no marcó un solo gol. Tampoco fue un acierto el brasileño Ryder Matos, que estuvo incómodo y sin un papel claro en el equipo. El nipón está sin equipo en la actualidad, mientras que el carioca retornó a la Fiorentina, que lo envió al Palmeiras de su país. Lo de Xisco era un problema que exigía una solución más o menos airosa. El delantero se ha ido cedido al Mallorca, con el Córdoba asumiendo la mayor parte del pago de su elevada ficha. López Garai aceptó la rescisión de su contrato, mientras que Carlos Caballero se va buscando minutos y un retorno por la puerta grande -tiene contrato hasta 2018- a Grecia para jugar para el Veria. Todos ellos han tenido un rol poco relevante en el Córdoba de la primera vuelta en Primera. También se quedan futbolistas que estuvieron en la puerta de salida, como el lateral derecho Adrián Gunino, el zurdo Dani Pinillos, el guardameta Mikel Saizar -estuvo cerca de irse a Osasuna- o el extremo López Silva, que no encontró una propuesta que le sedujera.

Djukic afrontará la segunda vuelta con una plantilla compuesta por los porteros Juan Carlos y Saizar; los defensas Deivid, Íñigo López, Iago Bouzón, Edimar, Dani Pinillos, Aleksandar Pantic, José Ángel Crespo, Adrián Gunino y Edu Campabadal; los medios Rene Krhin, Luso Delgado, Fausto Rossi, Abel Gómez, Patrick Ekeng, Bruno Zuculini, Borja García, Fede Vico, Fidel y López Silva; y los puntas Fede Cartabia, Héldon Ramos, Bebé, Nabil Ghilas y Florin Andone. Cuatro (Campabadal, Vico, Pinillos y Andone) tienen ficha con el filial de Segunda B y once integrantes del plantel son cedidos.

Etiquetas
stats