Jornada negra para los clubes cordobeses en Tercera

Lance del duelo entre el Utrera y el Ciudad de Lucena.

Vuelta a la competición con las peores sensaciones posibles. La Tercera División retornaba tras una semana de descanso debido a la recuperación de los partidos aplazados por la Covid-19 y Salerm Puente Genil y Pozoblanco se medían en la jornada de ayer por objetivos que parecían muy dispares en el inicio del campeonato, pero que se han ido acercando debido a la mala dinámica del plantel pontano. Tras el empate cosechado en el Estadio Municipal de Pozoblanco (1-1), era el turno para Ciudad de Lucena y Córdoba B. El conjunto lucentino quería certificar de manera matemática su clasificación para luchar por ascender a la Segunda RFEF, pero antes debía vencer en su visita a un Utrera que estaba peleando en la zona noble del Grupo X-B. Por su parte, el filial blanquiverde tenía una oportunidad única para dar un golpe encima de la mesa, ya que si lograba el triunfo en su viaje a Castilleja refrendaba su actual tercera posición en la tabla clasificatoria.

El Ciudad de Lucena se ve sorprendido ante el Utrera (1-0)

Un encuentro donde el conjunto lucentino podía certificar su clasificación para pelear por subir a la Segunda RFEF debido a que los chicos de Dimas Carrasco comenzaron el partido aventajando en diez puntos al Salerm Puente Genil, cuarto clasificado del Grupo X-B. Sin embargo, el plantel visitante arrancó con muchas dudas gracias a la férrea defensa que planteaba el Utrera. Y es que el cuadro aracelitano se vio sorprendido por el ímpetu local e incluso Lázaro salvó el primero del equipo sevillano en el ecuador de la primera mitad. Aun así, el Ciudad de Lucena poco a poco fue haciéndose dueño y señor del partido, encontrando huecos cada vez más grandes y, a lo largo del segundo periodo, Maero tuvo el primero de la mañana en sus botas, pero sin embargo no estuvo preciso a la hora de disparar a puerta. Por otro lado, el Utrera logró calmar el partido y desactivó a unos visitantes que vieron cómo los locales finalmente se llevaban el partido gracias a un tanto en el último minuto de Titi.

Un Córdoba B en superioridad numérica no puede ante el Castilleja (3-0)

Los chicos de Germán Crespo llegaban al municipio sevillano de Castilleja de la Cuesta con la intención de refrendar sus buenas sensaciones en este tramo liguero y encadenar su segunda victoria consecutiva después de vencer ante La Palma el pasado 21 de febrero (1-3). Aun así, el cuadro local no tenía ni la más mínima intención de dar el partido por perdido y salieron con todo al encuentro. Sin embargo, el filial blanquiverde vio cómo rápidamente se quedaba en superioridad numérica tras la expulsión de Fidel por agresión a Diego Domínguez. Cuando todo parecía indicar que el Córdoba B iba a conseguir una nueva victoria, el plantel sevillano se adelantó en el electrónico merced a un buen gol de Armenta tras la salida de un córner y justo antes del paso por vestuarios. Durante la segunda mitad, el Castilleja fue mejor en el cómputo global a pesar de estar con un jugador menos y Adrián Wojcik y Álvaro Moro certificaron la victoria para el conjunto local en los últimos minutos del encuentro.

Etiquetas
Publicado el
7 de marzo de 2021 - 14:07 h