Córdoba Futsal

La juventud pide paso en el Córdoba Patrimonio

Iván Gemes celebrando su primer gol en Primera

Cuando la necesidad aprieta, las raíces afloran aún más. Ya ha quedado demostrado a nivel histórico que Córdoba es una provincia que respira por sus cuatro costados talento de fútbol sala. Se ha trabajado durante años, lo que ha generado que multitud de representantes califas hicieran carrera en la élite de la Liga Nacional de Fútbol Sala. Eso sí, no fue hasta la aparición del Córdoba Futsal y su llegada a la máxima categoría cuando el talento de la provincia pudo, al fin, desempeñar sus funciones al servicio de su propia tierra. Y es que, pese a que las exigencias deportivas han reconfigurado en cierto modo la identidad del primer equipo del club, que ya no cuenta con mayoría cordobesa en sus filas, lo cierto es que el trabajo en categorías formativas sigue siendo arduo y muy significativo. Y sin duda, una muestra clara de esto es el ascenso reciente del filial blanquiverde a la Segunda B, un salto que no es casualidad, pues los jóvenes pupilos de Lolo Vinos, quienes destacan en la división de bronce, ya empiezan también a tomar protagonismo con los mayores.

En efecto, la situación actual del equipo de Josan González ha obligado a que varios de los jugadores del filial hayan entrado en dinámica fija de la primera plantilla. Son varias las lesiones con las que cuenta el técnico pontano, casos de Zequi, Jesulito, Lucas Perin o la más reciente de Pablo del Moral, además de la ausencia de Viana por temas burocráticos. Y todo ello ha permitido a los jóvenes hacerse hueco en la mejor liga del mundo. Así es, el club no ha perdido de vista ese vivero de talentos que hay en la provincia, y son muchos los nombres que han ido debutando en la LNFS con el Córdoba Patrimonio, consiguiendo, incluso, una plaza por pleno derecho en Primera. Es el caso de Ismael López, que debutó como blanquiverde en Segunda División y, tras su paso por el filial de ElPozo, regresó al club de su tierra para seguir creciendo en la élite.

Junto al pívot de Priego se han ido sumando otros como el guardameta Víctor, el pívot Pedro o el ala Joaqui, quienes han tenido protagonismo, de una u otra forma, en las últimas temporadas. Igualmente, los casos más recientes son los de Rafalillo, Álex Bernal e Iván Gemes. Es más, los cuatro últimos mencionados formaron parte de la convocatoria de Josan en el duelo ante el Jaén, y uno de ellos tuvo un protagonismo especial. Así, cabe recordar que tanto Rafalillo como Gemes, formados ambos en el Adecor y ahora creciendo en el Córdoba Futsal, se estrenaron con minutos oficiales en el Palau Blaugrana, mientras que, contra los del Santo Reino, fue el segundo el que más destacó, puesto que, además de estrenarse oficialmente en Vista Alegre, se apuntó su primer gol en Primera División.

En efecto, Gemes, de familia absolutamente ligada al fútbol sala, firmó el tanto que supuso el 3-2, al culminar una contra perfecta. Un gol que desató el delirio del feudo califa por lo mucho que significaba. El propio jugador valoró que habían hecho “un gran partido”, aunque el empate llegó por “mala suerte” en “una de las últimas jugadas”. Con todo, subrayaba que ése era “el primer punto de muchos”, al tiempo que se muestra muy contento tras un duelo “espectacular” para él, con un gol en una acción “inexplicable” y tras un disparo que “no me esperaba” que entrara. Ilusión desbordada en unos jóvenes que piden paso en el Córdoba Patrimonio.

Etiquetas
stats