Fermín Hidalgo: “Esta temporada nos debe de hacer ver que vamos por el buen camino”

Fermín Hidalgo, en un partido del Bujalance

La posterior al final de la temporada suele ser semana de descanso relativo. Pero más aún de análisis, un tiempo para realizar balance y estudiar causas y consecuencias. Y no varía esta concepción por mucho que esta vez parezca que todo marcha a un ritmo mucho más acelerado. Entre los clubes de la provincia que tienen cerrado el curso, y estos son ya la mayoría, se encuentra el Bujalance. Su campaña es positiva hasta el punto de ser una de las más gratas de un difícil período. Porque, tras un merecido y a la vez épico regreso a Segunda B, el conjunto rojillo presume de haber superado las expectativas iniciales. Va a continuar en la división de bronce después de lograr una permanencia sobrada y despide la 2020-21 tras soñar incluso con el ascenso o, como mínimo, la Copa del Rey de cara al próximo campeonato. Tal logro, el de contar con objetivos mayores a los previstos, ya es de por sí un éxito.

Con notable, e incluso más, ha de considerarse la campaña realizada por el cuadro del Alto Guadalquivir. Nunca es sencillo retomar una categoría y menos aún hacerlo con una actuación como la del equipo dirigido por Fermín Hidalgo. Precisamente el técnico del Bujalance incide en la relevancia del crecimiento del club a partir de los resultados deportivos en los dos últimos años. “La valoro muy positiva y con un notable. Esta temporada nos debe de hacer ver que estamos trabajando bien y que vamos por el buen camino”, resalta el preparador jiennense. “Sinceramente, estoy muy contento. El equipo sigue creciendo tanto a nivel deportivo como institucionalmente hablando. Poco a poco se vuelve a oír el nombre de Bujalance por todos sitios y eso es sinónimo de estar haciendo bien las cosas”, explica.

Aunque la meta planteada por el club era la permanencia, el cuadro rojillo consiguió acceder a la fase por el play off a Segunda. No sólo aseguró su continuidad en una división que es la mínima que le corresponde por historia sino que estuvo entre los mejores conjuntos de bronce del país. Pero tan buena temporada no ha de provocar una caída en la complacencia, todo lo contrario. Toca mantener la dinámica para subir peldaños dentro de la competición. “Debemos de seguir en esta línea de trabajo tanto directiva como cuerpo técnico con los jugadores para seguir creciendo y que el pueblo de Bujalance siga viviendo tardes inolvidables de fútbol sala”, subraya Fermín Hidalgo. Y también es oportuno recalcar el mérito de la plantilla en una campaña que no era nada fácil y en la que supo sostenerse gracias al compromiso y la constancia.

“Fuimos de menos a más. Tuvimos que parar en plena pretemporada dos veces por un positivo (de Covid-19) y por contactos directos con positivos y se nos hizo un poco duro. No pudimos arrancar como nos hubiese gustado”, expone sobre los problemas ocasionados por la pandemia. “Apenas tuvimos tiempo de preparar bien el inicio de liga y eso hizo que tuviésemos un comienzo un tanto irregular. Poco a poco, el equipo fue entrando en rutina de entrenamientos, cogiendo los automatismos que exigimos y los resultados empezaron a llegar”, prosigue con su reflexión acerca del difícil curso. Lo mejor es que, en efecto, hubo mucho más que una salvación en el José Pérez Pozuelo Pepe Montalbán. Pudimos meternos en play off de ascenso y competir con rivales con objetivos superiores a los nuestros. Y hemos estado con opciones reales de algún premio mayor hasta la penúltima jornada”, destaca el técnico rojillo. Dicha recompensa, a la que hace mención, era la Copa del Rey, en la que tuvo posibilidades de acceder de cara a la 2021-22 durante casi toda la segunda etapa competitiva.

Hecho el balance, y aunque todavía sea un tanto temprano, ahora llega el momento de pensar en el futuro. Fermín Hidalgo lo hace con la satisfacción del camino recorrido y del colectivo con que cuenta. “El vestuario es una piña, es un grupo humano muy sano y muy bueno, que siempre lo da todo cuando le toca jugar a cada uno. Con personas así es todo un poco más fácil de llevar y creo que es uno de nuestros puntos fuertes para estar donde estamos”, indica primero sobre la plantilla. “Sinceramente, todavía no nos hemos sentado a planificar la temporada que viene”, admite -es dos días después de cerrar el campeonato-. “Antes hay que sentarse con la directiva y hablar. Después, planificar y ver qué podemos hacer para seguir en la misma línea de trabajo que en estos dos años y que tan buenos resultados nos está dando”, argumenta. Sí tiene claro su deseo de que las dos últimas temporadas ayuden a “dar un salto de calidad para seguir creciendo poco a poco, siempre con los pies en el suelo y con humildad”.

Etiquetas
Publicado el
4 de junio de 2021 - 05:00 h