Crónica

El Deportivo Córdoba mantiene su firmeza

Las jugadoras del Deportivo Córdoba celebran un gol.

Quiere más. Es insaciable. Y no está de más que así sea. Sobre todo cuanto todavía tiene por delante el tramo más importante de la temporada. No en vano, el ascenso a Primera comienza a dilucidarse en realidad al final de la presente fase. Una segunda etapa del campeonato que pretende cerrar el Deportivo Córdoba con la primera plaza del Grupo III-C y con los mejores registros posibles. Dicha ambición es la que lleva al equipo dirigido por Juanma Cubero a mantener su firmeza en la pista ante cualquier rival e incluso después de dos semanas sin jugar. Tras el fallido viaje a Melilla para enfrentarse al Torreblanca B, que se diera después de un parón en liga, las cajistas recuerdan quién manda hoy por hoy en la categoría de plata y superan con claridad a La Algaida (6-2). Con este resultado, permanecen las cordobesas al frente de la tabla aun cuando tienen un partido por recuperar.

El amplio período de inactividad competitiva no pesó lo más mínimo al cuadro cajista. Al menos es lo que pudo intuirse durante la primera parte salvo en instantes puntuales. También es verdad que el Deportivo Córdoba vive esta temporada con una ambición total, lo cual demostró recién iniciado el choque. Pese a que tiene apalabrada su plaza en la siguiente fase por el ascenso a Primera, el equipo dirigido por Juanma Cubero quiere sumar tantos puntos como pueda y finalizar en el primer puesto del Grupo III-C. De esta forma, salió con mucho ímpetu y en menos de un minuto consiguió cobrarse ventaja en el electrónico. Una acción por banda derecha la culminó con remate Rocío Gracia, que se topó con la madera después de que tocara la cancerbera visitante. Sin embargo, el rechace lo recogió Celi Calderón, quien golpeó para que su compañera Rocío mandara el balón al fondo de las mallas.

Con el 1-0, el Deportivo Córdoba procuró mantener el listón alto en cuanto a ritmo. En el transcurso de los minutos aminoró, no obstante, debido al paso adelante que trató de dar La Algaida en determinados momentos. Lo cierto es que el partido entró en una dinámica de escasas opciones ofensivas. Eso sí, éstas solían ser claras. Rocío Gracia buscó el segundo con una vaselina que acabó con el esférico en alto. Mientras, Ceci Moreno estuvo muy pendiente en una salida del cuadro murciano para repeler el cuero en un pase chut de Patri Ortega que llevaba mucho peligro. Había otra rival a la caza en el segundo palo para remachar. La guardameta local volvió a hacer gala de su gran nivel bajo palos, como suele hacer, para evitar el empate. Sobre todo en un trance de unos segundos en que las cajistas sufrieron algunas pérdidas de riesgo.

Antes de que Ceci Moreno despejara ante Susana López tras un tiro lejano de Susana López, Mari Gómez intentó la igualada sin acierto. Su disparo se fue desviado. Fueron compases de incertidumbre en el Deportivo Córdoba, que aun así mantenía muy bien el tipo en defensa. No en vano, la solvencia atrás es otra virtud del equipo. Sin que el marcador se moviera fue el cuadro cajista el que terminó por ver puerta de nuevo. En una rápida transición a la contra, Lau Fernández filtró el esférico con un gran servicio para que recibiera África Lozano. La canterana dribló primero ante su par y después regateó magistralmente a la portera visitante para establecer el 2-0. Pero La Algaida no había dado por finiquitada la primera parte y la cancerbera deportivista tuvo que intervenir hasta en un par de ocasiones para evitar el tanto murciano.

La reanudación arrancó con una buena opción del Deportivo Córdoba, que después vio a su rival dar definitivamente un paso al frente. Rocío Gracia, antes de ello, se halló en una situación franca para anotar, pero tardó demasiado en definir y le robaron el balón. El adversario, por su parte, comenzó a aparecer poco a poco con asiduidad en torno a la meta defendida por Ceci Moreno, que actuó instantes previos a que Carla Ayensa acariciara el 2-1. Su disparo, ante la salida de la portera local, se marchó por línea de fondo por muy poco. El choque ganó en ritmo con el avance del crono, lo que en principio no beneficiaba a las cordobesas. Acabaron éstas con las dudas surgidas, si es que las hubo, gracias a un tanto de Rocío Gracia. Esta vez, la de Espejo no falló y marcó por bajo tras jugada de Inma Sojo. Casi acto seguido la cancerbera cajista sufrió un golpe y necesitó asistencia, pero se repuso sin problema.

Y menos mal pues Ceci Moreno apareció de nuevo con una doble intervención para mantener a cero su puerta. Después de otros compases más discretos, y con la quinta falta y el bonus demasiado pronto, el Deportivo Córdoba pudo hacer el cuarto en una veloz contra. Finalizó África Lozano, cuyo tiro terminó fuera tras dar en la madera. De nuevo la canterana gozó de otra buena ocasión para marcar más distancias. Pero un balón en largo, perfecto para su llegada ante área rival, le cogió un tanto desubicada. Del posible 4-0 se pasó enseguida a un 3-1 que comprometía levemente al equipo dirigido por Juanma Cubero. Susana López fue la que ejecutó ante la guardameta local, que repelió. Lo hizo también tras el rechace y recortó diferencias. El tanto no provocó que el cuadro cajista perdiera la noción del choque, de forma que incluso pudo rehacerse al momento en un mano a mano de Tere Muñoz. Ella no, pero sí anotó Rocío Gracia para devolver la tranquilidad -al menos en cierto modo- a las suyas. Su segundo de la tarde lo firmó tras una magnífica combinación con Lau Fernández. Poco después, fue Neiva Cano quien realizó una gran acción individual. No encontró rematadora. En este período jugaba con el riesgo del doble penalti el equipo deportivista, que llegó a poco menos de cuatro para la bocina. Patri Ortega asumió el rol de lanzadora y fue quien vio otra parada de la portera califal.

Ligeramente dolorida acabó Ceci Moreno, pero se sobrepuso enseguida. Esencial era en este caso su intervención para mantener la amplia renta en el electrónico. Con este panorama, La Algaida empezó a utilizar el juego de cinco. Hubo instantes de presión por parte del cuadro murciano, si bien el Deportivo Córdoba recordó el riesgo que tiene la portera jugadora. Una recuperación la cristalizó Inma Sojo con el 5-1 con un disparo desde pista propia. Aun así, el rival no rindió armas todavía e incluso volvió a anotar. Otro doble penalti le fue señalado al equipo dirigido por Juanma Cubero y en esta ocasión no marró la encargada de ejecutar el lanzamiento. María Valverde elevó el segundo gol visitante al tanteador. En cualquier caso, quien cerró el electrónico fue Neiva Cano para las cajistas. La jugadora aprovechó que la meta visitante estaba vacía tras una recuperación en su propia cancha y anotó el definitivo 6-2.

Etiquetas
Publicado el
1 de mayo de 2021 - 21:27 h
stats