Nuevo test a la evolución blanquiverde

Pablo del Moral, en el amistoso ante el Betis B

Pisa ligeramente el acelerador. Tras dos semanas de relativa calma en su trabajo en la pista, vive la más intensa en lo que va de pretemporada. Significa esto que comienza a acumular minutos y, sólo en cierto modo, ritmo competitivo. Dentro de la planificación al respecto, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad vive a lo largo de estos días sus dos primeros encuentros de preparación. Aunque el segundo está por disputarse. En concreto, el conjunto blanquiverde vuelve a la cancha para medirse a otro rival en la tarde noche de este sábado. Con cierta proximidad en relación al amistoso de inicio de la agenda en este sentido, el equipo dirigido por Josan González asume un nuevo test a su evolución ante el Unión África Ceutí. Lo hace en Carcabuey a partir de las 20:00.

El cuadro califal se enfrenta al de la ciudad autónoma sólo tres días después de verse las caras con el Betis B. De dicho duelo son varios los aspectos a mejorar, como suele suceder en el comienzo de un período como éste. La principal tarea es conseguir una mayor solidez defensiva, si bien no tanto porque estuviera falto de solvencia ante la segunda escuadra verdiblanca. Se trata más de la necesidad de mantener regularidad en cuanto a concentración atrás y más orden en el juego. Precisamente en esta última idea incidió el preparador del Córdoba Patrimonio de la Humanidad tras el choque con el filial sevillano, que se disputó en Hinojosa del Duque. Su postura autocrítica, dentro de otra más positiva en términos generales, resultaba lógica pues el equipo se impuso por 5-4 después de gozar de una ventaja de hasta cuatro goles.

Lo cierto es que el conjunto blanquiverde se enfrenta a sus primeros adversarios en la etapa veraniega condicionado. Así es por la ausencia todavía de hasta cuatro de sus jugadores. Son los internacionales y en una situación que ya pasa a ser un quebradero de cabeza para la entidad. Ocurre en relación a los tres futbolistas brasileños pues el caso de Shimizu es completamente distinto: el japonés se encuentra con la selección de su país de cara al Mundial de Lituania, que se disputa en septiembre. Mientras, el nipón sigue con otro compromiso importante, el cuadro califal sigue sin contar hasta la fecha con Caio César, Lucas Perin y Álex Viana. El último ni siquiera conoce el Palacio Municipal de Deportes de Vista Alegre, ni a sus compañeros, ya que es uno de los tres fichajes realizados en este mercado. La razón es el retraso que suponen los trámites burocráticos para su llegada y estancia en Córdoba.

Josan González se ve obligado, por tanto, a recurrir más de lo previsto a jugadores del segundo equipo. Con todo, el técnico de Puente Genil acabó satisfecho del papel de los canteranos en el duelo con el Betis B. Sea como fuere, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad espera dar un paso en su progresión de cara a su tercera campaña en Primera de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS). Lo quiere hacer ante un Unión África Ceutí que es de Segunda pero presenta credenciales para ser un adversario complejo. De entrada, el conjunto de la ciudad autónoma viene de completar una magnífica temporada en la categoría de plata, con presencia incluso en el play off de ascenso. En este plano ha de tenerse en cuenta, además, que el acceso a la fase era más complejo en la 2020-21 que de costumbre por el sistema competitivo establecido como consecuencia de la pandemia de Covid-19.

Acerca del cuadro norteafricano, en el pasado curso finalizó en segunda posición del grupo en que militó en la primera fase. Porque hubo división de clubes en dos tablas. En el segundo tramo del campeonato acabó en tercer lugar y obtuvo esa plaza para la pugna por el salto a Primera. Fue ahí donde cerró rápidamente un gran concurso pues cedió en semifinales ante el Manzanares, que a la postre se convirtió en nuevo equipo de la considerada mejor liga del mundo. Aun así, estos datos quedan muy atrás ya. Puesta la mirada en referencias más recientes, el Unión África Ceutí, que afronta su tercer campeonato en Segunda, mostró un interesante potencial en su primer duelo de preparación. Igualó a cuatro con el BeSoccer UMA Antequera, uno de los descendidos de la máxima categoría, y le superó en los penaltis para llevarse el trofeo en juego. Por si fuera poco, llegó a vencer por 1-3 pese a comenzar por debajo en el tanteador. Días después jugó otro encuentro que saldó también con empate, esta vez a dos y ante el Cádiz Virgili de Segunda B. Y tras alcanzar un 0-2.

Etiquetas
Publicado el
28 de agosto de 2021 - 05:30 h