Una etapa entre el objetivo propio y el problema ajeno

Alberto Saura, ante el Emotion Zargoza en Vista Alegre.

Las próximas dos semanas -un poco menos en realidad- son de gran importancia. No son definitivas pero en parte sí resultan trascendentales. Cada encuentro es relevante, si bien los venideros en este período lo son más si cabe. Básicamente porque se mide a rivales a los que puede poner en apuros clasificatorios y convertir, ya sí que sí, en directos en la lucha por la permanencia. Por supuesto, la principal intencionalidad del Córdoba Patrimonio de la Humanidad es certificar su continuidad en Primera de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS). Aun así, en caso de no lograrlo matemáticamente, no pierde de vista la opción de generar quebraderos de cabeza a los adversarios que le preceden. Más que nada porque a tres de ellos se enfrenta en las siguientes jornadas. Son Fútbol Emotion Zaragoza, Osasuna Magna e Industrias Santa Coloma los cuadros ante los que ha de verse las caras el equipo dirigido de Josan González.

Avanza hacia una etapa entre el objetivo propio y el problema ajeno. De tal forma se puede sintetizar el prólogo de los partidos más cercanos del conjunto blanquiverde, ya que sus adversarios en la misma se encuentran con entre tres y seis puntos más tan sólo. De entrada, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad visita el domingo (12:00) a un Fútbol Emotion Zaragoza que se sitúa con 35 por los 29 que posee en su casillero. Es decir, la victoria en tierras aragonesas no sólo supone en este caso una proximidad mayor aún a la permanencia sino comprometer en cierto modo al rival. La oportunidad de sacar máximo provecho a un duelo es más clara en la vigésimo novena fecha del campeonato pues entonces, en torno al 1 de mayo, recibe a Osasuna Magna. Resulta que la escuadra navarra tiene sólo tres puntos más en este momento.

Idéntica situación a la mencionada con el último adversario es la que se da de cara al tercer encuentro en cuestión y por orden cronológico. Sin que haya una semana por medio, el equipo de Josan González sale de nuevo para acudir a la pista del Industrias Santa Coloma. Ocurre en torno al 4 de mayo, que es martes. El cuadro catalán está tres por encima también del califal, si bien eso es sólo hoy por hoy. Todo ello con otro dato añadido. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad tiene un partido menos, debido al atraso del choque ante el Viña Albali Valdepeñas, que el Fútbol Emotion Zaragoza y el propio Industrias. Osasuna Magna se encuentra en su situación. Lógicamente, cada uno de los duelos puede producirse de manera muy distinta porque, sin ir más lejos, a los dos últimos les preceden otros antes. Con todo, este tramo se presenta como una gran ocasión para dar un paso al frente.

Por si fuera poco, y no es menos importante, el otro rival que le precede en la tabla, en apenas un punto y con un partido más, no tiene precisamente un calendario sencillo. Es el Jaén, que el viernes (21:00) disputa un choque vital ante el Burela: quien pierda va a entrar en un aprieto mayor a los actuales. Los de la capital del Santo Reino están con 30 puntos y los gallegos se ubican en play out con 28 -y un duelo menos-. Mucho más asequible, en teoría, es el siguiente encuentro para los de Dani Rodríguez, que van a visitar a un BeSoccer UMA Antequera en caída libre. Sin embargo, en torno al 4 de mayo le toca recibir al Barça, lo cual invita al optimismo desde el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre -no porque el Córdoba Patrimonio de la Humanidad desee mal a ningún adversario sino por sus intereses-.

A todo ello se suma la existencia de más de uno y de dos partidos directos entres los equipos que se encuentran por debajo en la tabla. Más allá de los enfrentamientos del Jaén ante el Burela y el BeSoccer UMA Antequera, ya mencionados, aparecen otros como el Peñíscola – O Parrulo Ferrol de la siguiente jornada -no la del fin de semana entrante- o el Burela – Ribera Navarra de la posterior fecha del campeonato. Por tanto, va a haber robo de puntos, como se suele decir, entre los perseguidores del conjunto blanquiverde. Pero hay más, si los de Josan González son capaces de sumar aunque sea cuatro o cinco puntos -con un triunfo al menos- van a tener también la tranquilidad, en cierto modo, de la dureza de los duelos que encaran quienes les suceden en la clasificación. Por ejemplo, el Ribera Navarra, antes de visitar al Burela, como quedó referido, debe visitar al Betis y recibir al Viña Albali Valdepeñas; u O Parrulo Ferrol se mide al Barça y al Palma, por mucho que sea como local, en este período.

Etiquetas
Publicado el
22 de abril de 2021 - 05:30 h