Crónica

Cae en la trampa

Resultado O Parrulo

Vuelve a ocurrir. No al Córdoba Patrimonio de la Humanidad sino en la pista. Sucede en ocasiones que existe un riesgo oculto, un peligro que a la postre, por unos motivos u otros, termina por convertirse en daño real. Ya lo sabe el conjunto blanquiverde, que cae en la trampa de la que su propio técnico, Josan González, advirtiera días antes y que, como es lógico, conociera el equipo. Porque pierde uno de los partidos que no se pueden escapar, esto es ante O Parrulo Ferrol. El rival lleva semanas descendido, sí, pero tiene orgullo. Sacarlo a relucir es lo que otorga tres puntos de honorabilidad a un plantel que dirige, por cierto, el cordobés Miguel Ángel Martínez Maca (4-3). De esta forma, el cuadro califal recobra temores olvidados de cara a las dos últimas fechas del campeonato. El play out está cerca y quien ocupa esa plaza tiene dos duelos más por disputar. Así, queda en un inmerecido segundo plano la huida definitiva del descenso directo. La nota positiva es ésta gracias a la derrota del Peñíscola ante el Betis (3-1).

Arrancó el Córdoba Patrimonio de la Humanidad con un quinteto de marcado carácter ofensivo. Era una declaración de intenciones de su entrenador, Josan González, y un aviso de lo que iba a verse durante la primera parte en la pista de A Malata. También en el punto de partida el conjunto blanquiverde ejerció una presión alta, a diferencia de los anteriores encuentros, en que la ejecutó a media cancha. Sea como fuere, hubo un auténtico monólogo por parte del equipo visitante, que al minuto y medio gozó de dos primeras acciones en una misma jugada. Marc García, el portero de O Parrulo Ferrol, despejó en ambas, primero ante Jesulito y después ante Shimizu. Quizá no lo intuía el cuadro califal, pero el guardameta de la escuadra gallega se erigiría en protagonista.

El portero del equipo de Miguel Ángel Martínez Maca intervino incontables veces, si bien los disparos del Córdoba Patrimonio de la Humanidad eran en ocasiones un tanto tímidos. Insistieron sobre todo el gaditano y el japonés, que ya habían arrancado las hostilidades. La superioridad del conjunto blanquiverde era incontestable, al tiempo que O Parrulo Ferrol se mostraba incapaz de mantener el balón cuando lo recuperaba. Fue camino del ecuador de la primera parte cuando el cuadro gallego se desquitó un poco de la intensa presión de su rival, si bien no fue hasta el 11 cuando obligó a actuar al fin a Prieto. El madrileño repelió un servicio envenenado de Iago Rodríguez, que se produjo unos instantes después de que Marc García, de nuevo, apareciera bajo palos. Lo hizo en esta jugada ante Lucas Perin.

Los blanquiverdes atacaban de manera reiterada, pero no terminaban de culminar con gol. En parte por la intervención del cancerbero de O Parrulo; en parte, por la notable labor defensiva del equipo local, y en parte, por la poca claridad y velocidad en las transiciones del Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Resultaba cierto que el cuadro califal merecía ir por delante en el tanteador, pero no menos que sin acierto lo único que importa es lo que refleje el marcador. En éstas, el conjunto gallego sacó dos o tres ramalazos de orgullo en el plano ofensivo y provocó que Prieto tuviera que activarse. El madrileño hizo una sobresaliente parada a disparo desde media pista de Hélder, y justo antes, curiosamente, Zequi pudo adelantar a los suyos. Por mucho que tratara de cobrar ventaja una y otra vez, la escuadra de Josan González se marchó a vestuarios con el 0-0 inicial en el electrónico.

Visto lo visto en la primera parte -sin escribir sobre las numerosísimas oportunidades porque se haría eterna la explicación-, al Córdoba Patrimonio de la Humanidad sólo le restaba afinar en su persistencia en ataque. Pero en la reanudación el choque vivió un giro drástico. Kevin Chis condujo dos rápidas transiciones a la contra y obligó a actuar al cancerbero blanquiverde. El portero salvó primero ante el futbolista en la primera y ante Domingos en la siguiente. A la tercera no hubo más advertencias por parte de O Parrulo Ferrol, que movió el tanteador. El propio Domingos remato en el segundo palo tras asistencia de Miguel. Los gallegos aparecieron como un vendaval, mientras que los califales saltaron adormilados. Este hecho lo aprovechó el equipo de Maca para lanzar sal a la herida abierta del conjunto blanquiverde con el 2-0, que anotó Thalles. Fue después de que Zequi gozara de una ocasión para empatar. Y cerca estuvo de recortar diferencias también Pablo del Moral.

Con este inicio de segundo tiempo, el cuadro califal sintió un zarandeo brutal. Caía en la trampa típica de los partidos en que el rival no tiene nada en juego. Salvo la honra, que siempre se olvida. Josan González solicitó tiempo muerto para reconducir la mala situación y su idea surtió efecto. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad consiguió devolver el equilibrio al resultado en sólo tres minutos. Primero con un gol de Lucas Perin tras magnífica actuación individual y después, con otro de Boyos en una falta que ejecutó por la vía directa. Aunque fue un buen tanto, la débil defensa que del tiro hizo O Parrulo Ferrol ayudó. Con el empate en el marcador, comenzó otro encuentro muy diferente. Los califales fueron a por el triunfo, pero no podían descuidarse porque su rival se mantenía firme en su intención de causarle problemas. Tras varias opciones ofensivas, el conjunto blanquiverde casi repitió por completo la escena de la segunda de sus dianas. Boyos ejecutó un libre directo, pero esta vez se topó con la barrera. Sin embargo, Shimizu fue el más listo, como se suele decir, en el rechace y vio puerta para establecer el 2-3.

Balanza inclinada a su favor, el cuadro califal no acertó a rebajar el ritmo del choque, lo que podía costarle caro. De hecho, O Parrulo Ferrol pudo igualar de nuevo con un disparo que terminó en la madera. El aviso anticipó de nuevo el golpe. Jesulito tuvo que hacer una falta táctica que supuso una amarilla y la quinta falta cordobesa en la segunda parte. Pero la consecuencia más directa fue el golazo de Kevin Chis para colocar el 3-3 en el electrónico. Alberto Saura procuró devolver la renta a los suyos por partida doble en una misma acción, pero Marc García surgió una vez más como muro. Quien sí marcó fue Miguel para el cuadro gallego, que incluso pudo hacer el quinto en tras recuperación de Diego Núñez cuando el Córdoba Patrimonio de la Humanidad ya jugaba de cinco. Faltaban menos de tres minutos y el equipo de Josan González daba el todo por el todo para empatar. No lo consiguió y ve crecer los problemas en las dos últimas jornadas. Aun así, escapa del descenso directo.

Etiquetas
Publicado el
18 de mayo de 2021 - 21:28 h
stats