Un registro notable de victorias, la brújula del Córdoba Patrimonio

Shimizu y Pablo del Moral celebran un gol en Vista Alegre

Los objetivos propuestos a principios de temporada se logran gracias a algunas premisas clave. No todo es casualidad en las grandes gestas y el trabajo suele ser la piedra angular. Tras una primera campaña en Primera División donde logró la permanencia sin tocar la zona de descenso a Segunda, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad enlazará su tercer curso en la máxima categoría del fútbol sala español tras un torneo regular donde los blanquiverdes han demostrado el verdadero potencial que tenían después de un inicio un tanto dubitativo. Esta tendencia positiva fue en aumento conforme las jornadas iban pasando y los chicos dirigidos por Josan González se iban asentando en la competición, logrando que el Palacio Municipal de los Deportes de Vista Alegre se convirtiera en un auténtico fortín y que sus actuaciones lejos de casa fueran más que decentes. Todo ello formó un cóctel explosivo y ha dejado a la entidad califal con 11 victorias al final de temporada, una cifra muy parecida a la de equipos que han conseguido clasificarse para el play off por conseguir el título de Primera División.

Y es que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad no tiene nada que envidiar, en materia de victorias cosechadas durante la presente temporada, a clubes que siguen optando a ganar el campeonato liguero en la actualidad. La entidad dirigida por José García Román ha logrado sumar tres puntos en su casillero un total de 11 veces, siendo el undécimo equipo de Primera División en esta estadística. De hecho, el club califal está a tan solo un triunfo de Fútbol Emotion Zaragoza -séptimo clasificado-, a dos del Viña Albali Valdepeñas -octavo- y una más que Osasuna Magna Xota -por delante de los blanquiverdes en la tabla clasificatoria-. Unos números que se han visto acrecentados gracias a la inclusión de dos plantillas tras las consecuencias originadas por la Covid-19, pero que no quita el mérito de conseguir la salvación con esas victorias. Aun así, y mirando campañas anteriores, el plantel cordobés ha estado por encima del nivel exigido para conseguir la permanencia en la máxima categoría del fútbol sala nacional.

Contemplando la temporada 2015-16, el Inter Movistar se hacía con el trofeo del campeonato regular con un bagaje muy superior al conseguido por ElPozo Murcia en la actualidad (68 puntos). Y es que el plantel madrileño se alzó con este galardón con 83 puntos, aventajando al FC Barcelona en nueve puntos, mientras que el Jumilla Bodegas Carchelo consiguió la permanencia con tan solo 21, distanciando al Elche en más de cuatro. Por otro lado, el Peñíscola fue el plantel que marcó el acceso al play off por el título con 41 puntos, a tan solo uno se quedó un Burela Pescados Rubén que no pudo alcanzar al conjunto valenciano a pesar de tener 12 victorias en su haber. Entretanto, la siguiente campaña no cambió en demasía, siendo nuevamente el Inter Movistar campeón de la liga, aunque la salvación fue un poco más cara, haciendo inútil los 25 puntos conseguidos por un Pescados Rubén Burela que cayeron en descenso merced a los 26 cosechados por el Plástico Romero Cartagena.

Por otro lado, la siguiente campaña continuó la tónica desplegada en los anteriores años. El Inter Movistar volvió a dominar la competición y se alzó con el título aventajando por tan solo un punto al FC Barcelona Lassa. En la zona media, el Aspil Vidal Ribera Navarra consiguió el acceso a la promoción con tan solo 40 puntos y 11 victorias -números muy parecidos a los actuales del Córdoba Patrimonio de la Humanidad-, mientras que O Parrulo Ferrol salvó la categoría debido a los seis triunfos cosechados. Siguiendo la línea temporal, el curso 2018-19 dejó una igualdad tremenda en el acceso al play off por el título de Primera División. Mientras que el Barcelona Lassa destronaba al Inter Movistar en el campeonato regular, Aspil Vidal Ribera Navarra, Levante UD y Peñíscola luchaban por los dos últimos puestos de la promoción, siendo finalmente para los dos primeros gracias a los 46 y 45 puntos cosechados, respectivamente. Mientras tanto, el Viña Albali Valdepeñas consiguió la salvación en detrimento de un Naturpellet Segovia que descendió, junto a UMA Antequera, a Segunda División con 18 puntos, una cifra bastante pobre.

Haciendo balance de las últimas temporadas ocurridas -saltando el debut del cuadro blanquiverde debido a la suspensión de la competición por la irrupción de la Covid-19- y teniendo el cuenta el cambio de formato propuesto por la Real Federación Española de Fútbol, las 11 victorias y los posteriores 40 puntos conseguidos por el Córdoba Patrimonio de la Humanidad es una auténtica gesta que, si el dominio de los equipos punteros de la categoría se hubiera mantenido, habría valido para pelear por el play off y así luchar hasta el final por el título de la máxima categoría del fútbol sala nacional. Un hito que, de seguir la línea ocurrida durante los últimos meses, puede tener recompensa a lo largo de la próxima campaña. Mientras tanto, hay que resaltar lo conseguido por un club que apenas tiene siete años de vida.

Etiquetas
Publicado el
8 de junio de 2021 - 05:30 h
stats