Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

César y Boyis cumplen con una España irregular

Boyis, en uno de los partidos ante Alemania

Cristian López

0

Una de cal y otra de arena para la selección española de fútbol sala en los dos compromisos amistosos que ha disputado durante los últimos días frente a la selección de Alemania. El combinado de Fede Vidal, que contó con los cordobeses Boyis y César Velasco, sumó una armaga derrota en uno de ellos, así como una contundente victoria en el otro. En efecto, ya que, para sorpresa de muchos, la selección cayó en su primer envite ante los germanos (3-2). En uno de esos días en los que no entra nada, España generó multitud de ocasiones, pero no tuvo acierto ante una selección que se defendió con orden, sacó contras peligrosas y decidió el partido con un zarpazo de su capitán y dos errores con el portero-jugador español.

Y eso que hubo protagonismo califa. Así es, desde el principio, ambas selecciones asumieron sus roles, con España llevando el peso del juego y Alemania metida cada vez más cerca de su área. A los cinco minutos, Mellado tuvo la primera ocasión en un disparo en el que el meta Pless se lesionó. Aunque fue su sustituto, Weigels, quien se acabó convirtiendo en el protagonista del choque, sacando cuantos disparos le llegaban. También se alió con el poste en un remate cruzado de Boyis. Alemania se adelantó y, pese a que los españoles, lograron nivelar el duelo de nuevo, dos tantos en la recta final decantaron el choque a favor de éstos, pese a que César maquilló el resultado final.

Con todo, la selección cambió su imagen radicalmente y se quitó la espina de la derrota este martes con una amplia goleada en el segundo test (0-9). Los de Fede Vidal salieron con un ritmo muy diferente, muy enchufados y con ganas de resarcirse, marcando la diferencia que en teoría deben existir entre ambas selecciones. Y cumplieron. Desde el primer minuto, España marcó la pauta, generando numerosas oportunidades. Y lo que no entró en Aschaffenburg, sí lo hizo en Wetzlar. De hecho, tardó poco más de dos minutos en abrir el marcador. Adolfo, con un taconazo en el área, culminó una gran acción de Raúl Gómez. 

Un gol que abrió el camino a los siguientes de forma rápida. Cortés, a los cinco minutos, y Raya, a los ocho, pusieron el 0-3 sumando un gol con cada uno de los cuartetos que Fede Vidal puso sobre la pista. España, pese a la ventaja, no bajó el ritmo y siguió insistiendo. Antes del descanso, Paniagua, Boyis y Tomaz pusieron el 0-6.

El panorama no cambió demasiado en la segunda parte. Con Wiegels, héroe del partido bajo palos, Antonio firmó el séptimo con una falta directa en el minuto 25. El meta germano no pudo parar la sangría. Raúl Gómez y Oliveira, en propia puerta, pusieron el 0-9. Quedaban casi ocho minutos por delante, pero la distancia no se amplió. Alemania apretó algo más en defensa, España bajó su intensidad y así se acabó el partido.

Etiquetas
stats