¿La final es el final?

Equipo del Adesal juvenil en La Fuensanta.

Quienes lo viven lo saben. En Córdoba, el éxito trae problemas. El último en experimentar esta paradoja es el Adesal. Su pecado es haberlo hecho bien en las canchas. Ha cumplido todos los pasos. Los equipos juegan las ligas provinciales y si destacan pasan a las regionales. Después llega el chequeo de la fase autonómica. Y unos pocos privilegiados consiguen, gracias a su esfuerzo y talento, conquistar una plaza en las fases finales para codearse con los mejores equipos del país. La fiesta deportiva trae aparejado un SOS económico. Es lo que la ha sucedido al Adesal de balonmano femenino, que con una extraordinaria generación de jugadoras del 2000 ha logrado clasificarse para jugar la Fase Final del Campeonato de España. Será en Guipuzcoa.  La expedición tendría que salir el 2 de mayo, pero... ¿Cómo se paga?

La comunidad del equipo juvenil, encabezada por las familias, ha lanzado una petición de ayuda a través de las redes sociales, en la que expone que “la cantera del balonmano femenino se muere” y recalca, con pesar, que son “el filial de un equipo senior metido en puestos para luchar por subir a División de honor... y no hay dinero para competir”. “Y si el senior, pese a ayudas aprobadas y concedidas no tiene dinero, ¿qué tenemos nosotras, el equipo juvenil?”, se preguntan. Y también se responden: “Nada de nada”.

“Tenemos ilusión. Ilusión por competir en el Campeonato de España. No es quimera. ¡Está conseguido! ¡La plaza es nuestra!”, dice el el grupo de Adesal en su comunicado, en el que pone el acento en la gran progresión de la generación del 2000, un grupo de chicas que cuenta con una hoja de servicios impecable: un título y dos subcampeonatos de Andalucía, además de una presencia en el Nacional como infantiles. Ahora, como juveniles, abordan su último año de formación. La fase final del Campeonato de España supone el punto final de su etapa en cantera y el mayor premio posible para una trayectoria de muchísimos años en el  club.

“Este equipo se nos muere. Somos juveniles. Juveniles que con ilusión, entrega y mucho sacrificio han batallado en su liga autonómica (quedando segundas), han combatido hasta la extenuación y se alzaron con el subcampeonato de Andalucía. Se metieron en el intersector de España...y se alzaron como las mejores de su competición. Contra Mislata, contra las espartanas de Pozuelo, contra el campeón de Extremadura, contra todo y contra todos... ¡Ganaron!”, relatan.

El camino no ha sido fácil en lo deportivo ni en lo económico. “Todo sin ayuda, con la única financiación de unos padres que como han podido, han sacado de donde no había. Después de la venta de papeletas a familiares, amigos, compañeros... después de todo eso y contra todo pronóstico, se clasificaron para demostrar lo que son en el Campeonato de España. Su último año de competición, tras 11 años en la cantera”, indican los portavoces del equipo, que señalan directamente a las instituciones como principales culpables de que el sueño esté a punto de quebrarse prematuramente. “Tenemos ayudas aprobadas y designadas, a nombre del club, que no se llegarán a invertir porque el Ayuntamiento no entrega el dinero.

Por lo tanto, o los padres (como una y mil veces afrontan los gastos) sacamos el dinero de quién sabe dónde... o el equipo se queda en casa y cede el puesto que tanto trabajo ha supuesto. Por enésima vez, esta política que tantas medallas se prende al pecho, que aparece como espectro sacado de ultratumba para aparecer en la foto y marcharse, estos que quieren el reconocimiento de lo logrado sin implicarse... Porque, seamos realistas, lo que le ocurra a la cantera les da exactamente igual“, dice Adesal, que apunta directamente: ”Y a política me refiero a nuestro excelentísimo Ayuntamiento, con Isabel Ambrosio al frente; al Imdeco,del cual dependemos; a la Junta de Andalucía con su departamento de deportes. A ellos, a todos ellos... Gracias por nada“.

El conjunto de La Fuensanta mantiene en vilo su participación en un torneo que tendrá como sede la localidad guipuzcoana de Elgóibar. Necesitan dinero que les ayude a sufragar los gastos de viaje y estancia de la expedición. Por eso solicitan apoyo y la aportación de empresas y particulares, ya sea con respaldo financiero o con productos. “Seas quien seas, necesitamos tu ayuda”, apuntan en un escrito que mezcla su esperanza deportiva con el dolor de unas trabas de tesorería que pueden dejarles sin el premio. “Apenas queda tiempo. Intentaremos organizar un perol en las instalaciones de la piscina Fuensanta. Acude y ayuda. Si como empresario quieres, ayúdanos a conseguir el dinero para el viaje. No es necesario mucho dinero. O si no es dinero para el traslado, ayúdanos con la donación de productos. Productos para vender, para rifar, para colaborar...Ayúdanos con lo que sea”, explican. “El equipo viaja con su bandera de Córdoba y de Andalucía. No le pongamos límites a los sueños, ni consientas que nadie se los ponga. Estamos esperando tu ayuda para poder continuar hasta que el destino las frene, y ese destino jamás será la impasible clase política”, concluyen.

Etiquetas
stats