El filial arrasa en Conil con exhibición de Moha Traoré

Moha Traoré, en un lance del duelo entre el filial y el Lucena. | ÁLVARO CARMONA
El Córdoba B golea al cuadro gaditano (1-4) con cuatro goles del ariete de origen malí y refuerza su liderato | El Lucena cae con claridad ante la Roteña (3-0)

Que tiene claro el camino nadie lo duda ya. Tanto como el destino que desea alcanzar. Y lo que es más importante, no encuentra en la actualidad quien sea capaz de hacerle dudar. Su superioridad es indiscutible, una circunstancia a la perfección reflejada en la clasificación. El Córdoba B sigue líder pero un poco más, pues obtiene ya una ventaja de cinco puntos sobre su más encarnizado -en términos deportivos- adversario, el San Fernando. El filial volvió a demostrar este domingo de qué pasta está hecho y ofreció un recital en Conil para sumar su quinta victoria consecutiva con total autoridad (1-4). Aunque en realidad la exhibición la dio Moha Traoré, que marcó los cuatro goles del equipo que dirige Luis Miguel Carrión. Es la cara amable del fútbol de la provincia en el Grupo X de Tercera. El lado desagradable lo vivió una vez más un Lucena cada vez más apurado en el aspecto económico y por ende en el plano deportivo. El conjunto celeste anda corto de efectivos y de moral. Sin embargo, no se rinde y da la cara, algo que en esta ocasión no fue suficiente no sólo para no ganar al colista sino para apenas plantear oposición. Los de Falete cedieron por 3-0 ante la Roteña.

El Córdoba B mostró de nuevo este domingo el potencial con que cuenta. Sobre todo en ataque, una parcela en la que brilló especialmente un futbolista al que, vista cada una de sus actuaciones, se le queda pequeña la Tercera. El jugador en cuestión es Moha Traoré, que apareció de manera estelar en Conil para regalar al cuadro califal una nueva victoria, la quinta seguida, que le permite fortalecer su condición de líder en el Grupo X. Los blanquiverdes aventajan ya en cinco puntos al segundo clasificado, un San Fernando que cayó en Guadalcacín (1-0) para redondear la mañana dominical. De vuelta al choque del equipo que dirige Luis Miguel Carrión, éste no ofreció opción alguna de discutir su notable superioridad a un conjunto que se encuentra en la zona baja de la tabla y que se vio superado en todo momento. Tanto es así que antes del descanso el filial ya vencía por 0-3. Los tres goles tenían un mismo sello, el del ariete de origen malí llegado en verano procedente del Elche Ilicitano. El atacante cerró su completa participación con un cuarto tanto en el minuto 47. El partido estaba entonces, por si alguien tenía dudas, totalmente cerrado. Los locales sólo pudieron responder con un gol que sólo sirvió de maquillaje.

Diferente fue, una vez más esta temporada, la realidad para un Lucena acostumbrado, por desgracia, a sobrevivir a una crítica situación. Lo es en el plano económico y en el deportivo. O mejor dicho, los males en el primero de los apartados se sienten en el segundo. Los celestes, a los que no les falta el deseo de continuar con la cabeza alta sobre el césped, volvieron a dar la cara en Rota. Visitaban al colista y gozaban de una magnífica oportunidad para sumar. Sin embargo, la realidad golpeó a los de Falete en tierras también gaditanas. El ex del cuadro lucentino Poley y Pepe Reales por partida doble sentenciaron el choque (3-0) y recortaron la diferencia con su adversario de este domingo. Las dos escuadras pugnan por evitar la última posición de la tabla, en la que sigue la Roteña con un punto menos que los aracelitanos. El camino comienza a ser cada vez más complicado para los de la capital de la Subbética.

Etiquetas
stats