El filial agudiza la crisis celeste y casi cierra su permanencia

Un jugador del Córdoba B pugna con otro del Lucena FOTO: LARREA
El Córdoba B supera a un Lucena (0-2) que ya suma ocho jornadas sin conocer la victoria y sólo necesita la confirmación matemática para celebrar su salvación

Nada cambia respecto de las últimas semanas. Uno sonríe tanto que está a punto de romper en una carcajada. Otro se encuentra en una auténtica depresión. La herida del segundo queda más abierta después de que el primero aprovechara para echar sal en la misma. Al final, el que vive su momento feliz acaricia la consecución de su objetivo, que hace no mucho era un reto cuasi imposible, y el que padece una inesperada crisis no logra salir de ella. Ésa es la situación actual, cuando restan tres jornadas para que concluya la temporada, del Córdoba B y del Lucena. El filial blanquiverde tiene deja la permanencia sellada de forma casi definitiva tras vencer (0-2) en el derbi provincial al conjunto celeste, que se ve sorprendido en su propio estadio para sumar su octavo encuentro consecutivo sin conocer la victoria. El resultado, los califales superan la barrera de los 40 puntos y, a falta del resto de partidos, se coloca undécimo con seis de ventaja sobre el descenso; mientras los aracelitanos apenas guardan una mínima opción de llegar a la sexta plaza y, por tanto, de jugar la próxima edición de Copa.

El once local presentó varias novedades, alguna inesperada. Es el caso de la entrada de Sergio Sanz por José Ramón para defender la portería, así como el hecho de que Sarmiento continuara en el centro de la zaga junto a Obregón para que quedara en el banquillo Santacruz. La punta de ataque fue para Pepe Díaz, debido a las molestias de Javi Gómez, y Javi Salero ocupó su lugar por detrás. En cuanto al filial, Romero mantuvo en el equipo a Fran Serrano y colocó a Gonzalo Verdú en defensa y a Fran González en la medular. Quizá fue el Lucena el que mejor apareció sobre el verde al inicio del choque, en que tuvo mayor control del balón en una batalla que casi siempre se desarrolló en el centro del campo. Con todo, no logró ocasionar demasiado peligro en el área blanquiverde. Un disparo de Coco fue lo único ante lo que tuvo que actuar Razak, que poco después se complicó la vida. En una mala salida de balón, éste cayó a los pies de Pepe Díaz, que no definió bien.

Tras esa acción, el Córdoba B intentó despertar y al cuarto de hora consiguió sumar su primer remate del partido. Gonzalo Verdú cabeceó sin acierto un cuero dispuesto en saque de falta de Damián. Posteriormente, Razak respondió a un tiro de Obregón, aunque la jugada estaba invalidada por fuera de juego. La mejor sin duda la tuvo Fran para los lucentinos en un lanzamiento de falta que terminó en el larguero de la meta blanquiverde. El encuentro se jugaba casi en todo momento en la línea de medios y las ocasiones brillaban por su ausencia. Sin embargo, a falta de ocho minutos para el final del primer acto apareció Fran Serrano para adelantar al filial. Un rechace tras un saque de esquina lo recogió en la frontal del área. Bajó el balón con el pecho y sin dejar que el balón tocara césped se sacó un gran disparo que acabó en las mallas de la portería defendida por Sergio Sanz. A partir de ahí no hubo que contar más hasta el descanso. A la vuelta de vestuarios, el cuadro celeste procuró sobreponerse, pero en el 52 Damián incrementó la renta favorable de los visitantes. El argentino se sacó un buen derechazo desde lejos que se convirtió en el 0-2.

La escuadra que dirige Falete acabó por perderse en un duelo en que apenas lograron crear peligro sobre la meta defendida por Razak. Tampoco lo consiguió el conjunto blanquiverde, aunque quizá intimidó algo más. En el 70, disparó Gonzalo Verdú, pero lo hizo desviado. Ya cerca del final, en el 87, Pepe Díaz falló una clara ocasión por querer hacerlo bonito. Remató de tacón y el guardameta visitante no tuvo problemas para blocar. El partido moría, estaba a punto de hacerlo, cuando el árbitro entendió que hubo penalti de Obregón sobre Dani Espejo. Lo señaló y al filo de cumplirse los tres de añadido lo lanzó el propio lateral reconvertido en extremo, que no acertó a marcar. Sergio Sanz adivinó su intención y detuvo para evitar el 0-3.

FICHA TÉCNICA

LUCENA CF, 0: Sergio Sanz, Sergio Rodríguez, Sarmiento, Obregón, Germán (Álex Quillo, 60´), Jesús Lanza, Javi Salero (Ezequiel, 60´), Fran, Coco (Nabil, 79´), Gato y Pepe Díaz.

CÓRDOBA CF B, 2: Razak, Cristian, Gonzalo Verdú, Fran Serrano, Antonio Lucena, Rafa Gálvez, Javi Cabezas (Carlos Fernández, 81´), Fran González, Damián (José Antonio González, 74´), Dani Espejo y Mendi (Sebas, 65´).

GOLES: 0-1 (37´) Fran Serrano. 0-2 (52´) Damián

ÁRBITRO: Sanchís Cambra (Comité Valenciano). Mostró tarjeta amarilla a los locales Coco y Obregón; y a los visitantes Fran González, Mendi y Cristian.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la trigésimo quinta jornada del Grupo IV de Segunda B, disputado en el Ciudad de Lucena ante unos 1.000 espectadores.

Etiquetas
stats