Fermín Hidalgo: "El objetivo sigue siendo consolidar al equipo en Segunda División B"

Fermín Hidalgo, en un partido del Bujalance en el Pepe Montalbán.

En dinámica positiva. El deporte, como casi todo en la vida, está estrechamente relacionado con la sensaciones psicológicas del profesional. Si el deportista entra en una dinámica positiva y coge un ritmo competitivo alto, lo más normal es que el equipo suba el nivel exponencialmente. Sin embargo, cuando esto no cuaja, la plantilla sufre en exceso, logrando incluso que las expectativas puestas en ella disminuyan considerablemente. Aun así, el Bujalance, en su vuelta a la tercera categoría del fútbol sala nacional, está consiguiendo reponerse de todos los condicionantes sanitarios y ha cosechado una gran dinámica en las últimas citas ligueras, situándose entre las posiciones que otorgan la posibilidad de ascender a Segunda División, aunque su técnico prefiere mantener los pies en el suelo. El entrenador Fermín Hidalgo admite que sus chicos están cosechando unos encuentros muy buenos, pero la meta a final de temporada no ha variado en exceso. "El objetivo sigue siendo consolidar al equipo en Segunda División B", afirma.

Desde el principio, el Bujalance no ha tenido un camino sencillo por esta categoría. El Covid-19 atizó de manera excesiva a la plantilla, obligando a confinar a gran parte de sus integrantes durante la pretemporada. Esto hizo que el rendimiento en la primera parte del campeonato bajase rápidamente. Aun así, los chicos dirigidos por Fermín Hidalgo han superado todos los contratiempos y, a base de trabajo y constancia, han logrado instaurarse en los primeros puestos de la tabla clasificatoria merced a unos buenos resultados en los últimos encuentros disputados. Sin embargo, ahora llega su particular jornada de descanso, aunque no debe ser un problema para mantener el nivel. "Es verdad que nos encontramos en nuestro mejor momento de la temporada, pero no nos debe servir de excusa, sino al revés, verlo como algo positivo para poder preparar el partido siguiente en Sevilla contra el Real Betis Futsal B, líder del Grupo V-A".

Mientras tanto, la dinámica positiva ha hecho que el objetivo de consolidar al equipo en la categoría cambie para muchos aficionados. La posibilidad de ascender a Segunda División comienza a ser una realidad, pero Fermín Hidalgo prefiere mantener la calma. "El objetivo sigue siendo el mismo, poder consolidar el equipo en Segunda B. Para ello, debemos de tener los pies en el suelo e ir paso a paso, si nos desviamos o pensamos cosas que no son, podemos meternos en problemas. Es cierto que somos un equipo muy ambicioso y siempre queremos más en todos los aspectos. Si conseguimos meternos entre los cuatro primeros y salvar la categoría, solo entonces es momento de ver hasta dónde somos capaces de llegar, pero de momento el equipo solo piensa en conseguir la salvación".

Por otro lado, Fermín Hidalgo admite que el nivel de su plantilla ha ido creciendo conforme el paso de las jornadas. El Covid-19 hizo que el ritmo competitivo no llegase hasta el ecuador de la primera vuelta y a partir de ahí, el club bujalanceño ha logrado dar un salto de calidad enorme. "El equipo no ha bajado los brazos en ningún tramo de la temporada. Al principio nos costó arrancar en una temporada atípica, no pudimos realizar una pretemporada normal y tuvimos que parar entrenamientos varías semanas en mitad por algún caso. Eso hizo que hayamos ido de menos a más. De hecho, tuvimos que ir adaptándonos poco a poco y llevarlo de la mejor manera posible. Esto ha hecho que el equipo haya ido creciendo y cogiendo confianza con el paso de las jornadas hasta el punto de ser el equipo reconocible, seguro y regular que demostramos ser el año pasado. La racha de victorias que llevamos sirve para darnos cuenta de que la línea de trabajo es buena y que somos capaces de ganar a cualquier equipo".

Etiquetas
Publicado el
4 de febrero de 2021 - 05:20 h