Fátima Gálvez, a las puertas del podio en Río

Fátima Gálvez, en la competición de Foso en Río. | CSD
La baenense acaba cuarta en Foso Olímpico tras ceder en el desempate por el bronce ante Corey Cogdell | Mejora su quinto lugar de los Juegos de Londres y logra su segundo diploma

(Actualizado. 20:32). El más duro de los desenlaces. Ése es el que anota Fátima Gálvez en su hoja de servicios, que tiene mejora a pesar del mal trago, tras su paso por Río de Janeiro. Porque la vigente campeona del mundo de Foso Olímpico acarició la presea de bronce en dicha modalidad en los Juegos Olímpicos. La baenense quedó a las puertas del podio tras completar una magnífica actuación a lo largo de la jornada de este domingo. Sin embargo, en la lucha por el tercer puesto necesitó acudir a la ronda de desempate, en la que cedió ante la estadounidense Corey Cogdell. “Estoy decepcionada, venía a por una medalla”, aseguró la deportista cordobesa a RTVE después de tan complicado final. Cierto es que ese sentimiento es lógico dadas las circunstancias, pero no lo es menos que Gálvez volvió a demostrar su lugar en la cima dentro del deporte internacional. Fue cuarta, por lo que mejoró su quinta plaza en Londres 2012, y logró su segundo diploma olímpico.

Tras el difícilmente digerible debut de Julia Figueroa en unos Juegos -la judoca cayó el sábado en su primer combate, en octavos, ante la cubana Dayaris Mestre-, el deporte cordobés recobró su aliento este domingo para soñar con otra opción, más que clara, de medalla. Ésa era además la aspiración de Fátima Gálvez, que acudió a Río de Janeiro como una de las favoritas a subir al podio y una de las grandes esperanzas de la delegación de España en Brasil. Un importante rol que defendió desde el inicio de la competición. La baenense comenzó la ronda de clasificación con 24 tiros acertados de 25, lo que le sirvió para liderar junto con la neozelandesa Natalie Rooney, la kazaja Mariya Dmitriyenko y la italiana Jessica Rossi, oro y récord mundial y olímpico en Londres 2012.

En la segunda tanda de esa primera fase, la tiradora natural de Baena cedió terreno ligeramente. Rompió 22 platos y con un total de 46 cayó a una cuarta plaza que, con todo, le servía para continuar en situación de ventaja en la pugna por alcanzar las semifinales y seguir en la lucha por las medallas, en la que entraban las seis mejores de las tres mangas de esta etapa de la competición. En la tercera, Fátima Gálvez mejoró sus prestaciones y acertó en 23 de sus 25 disparos para concluir con 69 tiros correctos. Un registro que le hizo acabar en tercer lugar, aunque igualada con la segunda clasificada Rossi. El primer puesto lo alcanzó la australiana Laetisha Scanlan. Las tres estuvieron acompañadas en la siguiente ronda por Natalie Rooney, la estadounidense Corey Cogdell y la también oceánica Catherine Skinner (Australia).

Muy dura fue la criba definitiva para la final y la lucha por el bronce. Fátima Gálvez arrancó a la perfección, al no fallar hasta el séptimo plato. Pero la competición resultó complicada debido al gran nivel de las deportistas. La baenense trató de mantener el tipo y lo consiguió, si bien su dato final no le valió para estar en el reparto de oro y plata. Skinner cerró una tanda cuasi impecable con 14 aciertos de 15, mientras que Rooney y Cogdell acabaron con 13. La cordobesa, eso sí, aseguró su presencia en la pugna por el tercer cajón del podio con 12 disparos correctos. En esa última tirada que había de disputar se midió a la estadounidense, que cedió en el desempate ante la tiradora de Nueva Zelanda, que se llevó la plata.

El duelo por el bronce resultó más intenso si cabe que la anterior fase. Fátima Gálvez y su rival ofrecieron una pugna vibrante de la que estuvo a punto de salir vencedora la cordobesa. La deportista natural de Baena, tras recuperarse de una primera ventaja de Cogdell tras fallar en su tercer plato consiguió ponerse por delante a falta de dos. En ese instante, acumulaba 12 platos rotos de 13 (por 11 de la estadounidense). Sin embargo, en su siguiente disparo no acertó y su competidora sí lo hizo en los dos que le restaban. Finalmente, las dos concluyeron con 13 de 15 y para conocer quién ocuparía el tercer cajón del podio hubo que acudir a la muerte súbita. Cogdell hizo diana y Gálvez no lo logró, de forma que, de manera dolorosa, se escapó una medalla que rozó. Sea como fuere, la tiradora dejó al deporte cordobés en el más alto de los pabellones.

Etiquetas
stats