El 'factor Minoritarios' en el futuro del Córdoba

Manuel Pastor, a la izquierda, en una junta de accionistas del Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Jesús León comparecerá públicamente después de cuatro meses y medio de silencio oficial. ¿Será para desvelar un plan de futuro del club? ¿Con él dentro? El Córdoba jugará el viernes su último partido en El Arcángel como equipo de Segunda después de doce años sin tocar la Segunda B, la división que le espera después de un curso desastroso. El personal se irá de vacaciones -la mayoría sin billete de vuelta y algunos trabajadores, desgraciadamente, con la carta de un inesperado despido en la mano- y la entidad afronta unos meses de convulsión extrema. Habrá reformas a fondo. ¿Quién y cómo las acometerá?

De momento, en la jornada del martes salió a la luz pública a través de Canal Sur que el Córdoba había entregado una carta de despido a seis trabajadores de la casa blanquiverde en la que se alegaba "falta de confianza" como motivo de la determinación, que lleva aparejado el abono de las cantidades correspondientes por despido improcedente. Todo apunta a que esta medida se repetirá con otros profesionales del Córdoba, que recibieron la noticia apenas unos días después de haber percibido las nóminas que se les adeudaban durante varios meses. Las primeras inyecciones de liquidez han servido para aligerar de personal el club. Todos los equipos de cantera, desde el filial hasta el benjamín, están ya de vacaciones oficiales. Una vez cerrado el curso deportivamente y con las elecciones municipales resueltas, el Córdoba entra en una encrucijada. ¿Proyecto continuista? ¿Regreso de González? ¿De Oliver?

El escenario se plantea con León como presidente y máximo accionista, aunque en la puerta aguardan Carlos González -que ha reclamado el pago de los 4'5 millones que aún le adeuda Aglomerados advirtiendo de una demanda por incumplimiento de contrato- y Luis Oliver, que a través de su empresa Bitton Sport reclama el pago de deudas por la prima de permanencia y préstamos millonarios a León en su momento. León, González y Oliver son los actores.

"En ese escenario, nosotros queremos participar en favor de los intereses del club, buscando la mejor opción para el Córdoba". Lo dijo en los micrófonos de La Jugada de Canal Sur Manuel Pastor, reprepresentante de Minoritarios CCF, quien admitió que han tenido contactos "en todos los frentes" para "conocer de primera mano qué es lo que está sucediendo" y que se pueda conseguir "lo más interesante para el Córdoba". "Es un escenario que no depende de nosotros, en el que hay tres empresarios que tienen flujos económicos y jurídicos pendientes", ha afirmado Pastor, que considera clave la operación que mantienen abierta León y González con respecto de la compraventa de las acciones en enero de 2018.

"Todo dependerá de si le paga o no esos 4'5 millones", a los que se añaden las cantidades que a través de requerimientos ha realizado la empresa de Oliver. "Habrá que ver cómo se soluciona todo esto", indica el representante de Minoritarios, que admite que hay gestiones paralelas para dar respuesta a cualquier coyuntura que se pueda producir en este conflicto de intereses por la propiedad del Córdoba.

Por otra parte, el empresario Carlos González, exmáximo accionista del Córdoba CF SAD -algo más del 98 por ciento en su momento-, formalizó hace unos días la compra de un pequeño paquete de acciones de la entidad. Se trata de una cantidad simbólica que le permitiría, llegado el caso, emprender acciones legales en calidad de socio minoritario.

Etiquetas
stats