El extraño estreno en casa del Córdoba Femenino

Magdalena Entrenas, en el duelo entre el Córdoba Femenino y el Cáceres | MADERO CUBERO

De manera satisfactoria cierra su estreno en casa. Tanto que no sólo celebra un triunfo sino su ascenso en la clasificación. El Córdoba Femenino es quinto en el Grupo Sur de la Liga Reto Iberdrola después de superar en la Ciudad Deportiva al Cáceres (1-0). En su casillero cuenta ya con cuatro puntos y todo marcha bien en apariencia, aun con margen de mejora. Pero el regreso a su hogar deportivo tiene también su cara opuesta para el conjunto blanquiverde, que por ahora no lo es sobre el campo. Después de dos jornadas de campeonato liguero, el equipo de Manu Agudo sigue sin indumentaria y viste de naranja. Una circunstancia ésta que es conocida en primera persona por su anterior responsable, Magdalena Entrenas, que siguiera de cerca el choque de este domingo -día del encuentro- en las instalaciones del Camino de Carbonell.

Aunque todo sigue su curso con cierta normalidad la situación del Córdoba Femenino es una especie de anomalía dentro de la entidad que preside Jesús León. De entrada, al frente de la plantilla se encuentra Manu Agudo y no Antonio Serrano Chico. Quien consiguiera el histórico ascenso del cuadro califal a la Liga Reto Iberdrola no se volvió a sentar, y no lo hará en adelante, en el banquillo de la Ciudad Deportiva. La razón es, como ya se conoce, la salida del técnico a seis días del comienzo de la campaña. Por ello es su segundo hasta entonces, el 3 de septiembre, quien maneja las riendas del equipo en la recién iniciada temporada. Pero el relevo de entrenador no es hoy por hoy el asunto más desconcertante para el conjunto blanquiverde.

El comienzo de curso es positivo para el Córdoba Femenino a pesar de todo lo que le rodea, como lo fue el propio cambio de entrenador casi justo antes de arrancar la Liga. Las jugadoras de Manu Agudo se sobreponen así a un verano convulso y lo hacen a falta de equipaciones oficiales. Porque este tema sí resulta como mínimo significativo. El conjunto blanquiverde no lo es ni siquiera cuando actúa como local, tal y como se pudo comprobar el pasado domingo ante el Cáceres. Sin la indumentaria propia de competición, el equipo disputa sus partidos oficiales con camiseta y pantalón naranja. La ropa que lucen la integrantes del cuadro califal es precisamente la que utilizara el primer conjunto del club durante pretemporada antes de recibir y presentar el stock de Adidas. El motivo, sólo el presidente de la entidad lo sabe.

Por tanto, el Córdoba Femenino no representa a la entidad a la que pertenece como debería en lo que a colores, como seña de identidad, se refiere. Sí lo hace con trabajo en un curso liguero en que demuestra una progresiva adaptación. Con todo, la falta de indumentaria de competición no fue el único hecho que dio cierto carácter especial o más bien de rareza al debut del equipo de Manu Agudo en la Ciudad Deportiva. No en vano, el duelo del cuadro califal con el Cáceres lo siguió de cerca quien hasta hace sólo unas semanas fue su presidenta. Magdalena Entrenas estuvo en las instalaciones del Camino de Carbonell para observar de cerca la evolución de las blanquiverdes que por ahora son naranjas.

La abogada se dejó ver por tanto pese a la polémica existente entre ella y Jesús León. Entrenas protagoniza en la actualidad uno de los conflictos que afronta el propietario y presidente de un Córdoba del que todavía es consejera. Una realidad ésta que, antes de que todo terminara de saltar por los aires con una comparecencia pública de la letrada, se reflejó con su destitución como asesora legal -a través de su bufete, Sanivo- y después con su cese también como presidenta de la sección femenina del club. Precisamente esta decisión fue la que más sorprendió a quienes conforman el proyecto femenino de la entidad.

Etiquetas
stats