Desde la enfermería crecen las opciones para Juan Sabas

.

Entran y salen, aunque en mayor medida para lo segundo. La enfermería del Córdoba en estas primeras semanas de competición ha obligado al técnico Juan Sabas a variar su primera idea tanto frente al Lorca Deportiva como la segunda jornada en Yecla ante el plantel dirigido por Héctor Sandroni. Y es que varios ejes claves de la plantilla como Carlos Valverde o Xavi Molina no han podido estar al mismo nivel que el resto del grupo debido a que se han perdido gran parte de la pretemporada por culpa de unas dolencias musculares. Asimismo, Djak Traoré no ha podido debutar aún con la elástica blanquiverde y también se ha reincorporado a los entrenamientos junto al resto de sus compañeros. Por ello, estos tres futbolistas se postulan junto a Jesús Álvaro, también recuperado, a entrar en una convocatoria de la que se caerán Miguel De las Cuevas y Julio Iglesias. El jugador con ficha del filial se retiró lesionado el pasado lunes y será baja segura para recibir al UCAM Murcia.

Debido a las altas y a las bajas en la enfermería califa, Juan Sabas podrá variar su once en el partido del próximo domingo en el que recibirá a los pupilos de José María Salmerón. De hecho, este entrenador se caracteriza por tener una plantilla con un alto nivel defensivo. Esto hace que el técnico madrileño deba variar en la estrategia propuesta ante el Yeclano ya que todo apunta a que Sabas optará por un 4-2-3-1 con Piovaccari solo en punta de ataque. La duda estaría en quién ocupa tanto la mediapunta como el centro de mando blanquiverde. Dadas las buenas actuaciones de Mario Ortiz en las dos primeras jornadas ligueras, el cántabro parte como indiscutible mientras que su acompañante podría variar con respecto a la cita liguera ante el Lorca Deportiva. Darren Sidoel no salió de la partida ante el Yeclano y, debido a las circunstancias que se prevén en el césped, podría ocupar un asiento en el banquillo como la pasada semana.

Sin embargo, este Córdoba ha demostrado que se puede adaptar a las necesidades que tenga cada jornada así como durante el propio encuentro. Por ello, si el partido se complica, Juan Sabas tiene en mente el 4-4-2 para desbaratar el muro murciano y optar por centros laterales que rematen tanto Piovaccari como Willy en un momento determinado. Gracias a esto, José María Salmerón tendrá muchas dudas a la hora de sacar un once competitivo dada la capacidad camaleónica que los blanquiverdes han cosechado en las dos primeras citas ligueras. Asimismo, el técnico visitante no desveló sus cartas en el encuentro correspondiente a los cuartos de final de la Copa RFEF que disputaron en el día de ayer ante el Puertollano ya que no repitió ni un solo titular respecto a la jornada pasada frente al Linares.

Aunque siguen habiendo dudas de la posición del cordobés. La buena combinación que hacían tanto Javi Flores, De las Cuevas y Moutinho significaba que el Córdoba tuviera ese punto de imaginación necesario para desbaratar las defensas férreas. Sin embargo, la lesión del alicantino ha hecho que el de Fátima tenga que variar su posición. De hecho, Juan Sabas tiene dos opciones para Flores ya que podría actuar en el centro de mano junto a Mario Ortiz porque podría darle fluidez al juego blanquiverde, aunque el capitán también podría ocupar la mediapunta con el fin de dar el último pase a los extremos o al propio Piovaccari. Varias combinaciones que convierten el once inicial del próximo domingo en una total incógnita. Como siempre, Juan Sabas tendrá la última palabra.

Etiquetas
stats