Lo que bien empieza fatal acaba para un Córdoba muy blando

Abel, superado por un adversario. FOTO: LFP.ES
El conjunto blanquiverde pierde la ventaja del gol de Armando y acaba claramente superado por un Mirandés más luchador

Que no hay manera. De una u otra forma, el Córdoba no encuentra su imagen fuera de El Arcángel. En casa anda seguro y con pegada. Fuera de ella, timorato y sin patrón. En Anduva se le fue el partido de manera lastimosa. Logró ponerse por delante y tuvo una ocasión en las botas de Uli para irse, pero no lo logró. Después le remontaron y terminó de forma fea, con uno menos y la cara descompuesta.

Se especulaba en las vísperas con el retorno de Pelayo y Villa lo confirmó. El medio cedido por el Elche fue la principal novedad en un once que salió a Anduva con brío, tratando de contrarrestar el impetuoso arranque del Mirandés. Y pronto empezó a asustar. César Caneda, intentando despejar un centro de López Silva, casi lo introduce en su portería. El Córdoba iba de dominante, con la cabeza alzada, y propinó a los burgaleses una sonora bofetada muy pronto. Cuando todo el mundo buscaba un nueve, llegó un central para abrir la lata. Armando, de cabeza, batió a Jiménez y colocó el 0-1 en el minuto 13. El escenario se ponía bonito para los de Villa.

Sin embargo, el Mirandés se deshizo del dominio y sacó a relucir su perfil más guerrero. No tiene estrellas el cuadro de Anduva, pero le sobran agallas. El Córdoba tuvo muy cerca el segundo. Uli Dávila recogió un buen servicio de Carlos Caballero y burló la salida de Dani Jiménez, pero cuando se disponía a remachar la acción llegó un cordobés, Gaspar Gálvez, para abortar la situación. El ex capitán blanquiverde no estuvo mucho sobre el terreno de juego. Dejó su sitio a Flaño, tras sufrir molestias físicas y pedir el cambio.

El panorama se alteró poco antes de la media hora, cuando uno de los clásicos del equipo burgalés, Pablo Infante, equilibró el marcador. Se lo dejaron fácil para que culminara un buen pase de Iriome. El duelo entró en una fase de toma y daca, con situaciones en ambas porterías aunque ninguna de verdadero riesgo para los guardametas. Parecía que las tablas permanecerían hasta el intermedio, pero con el tiempo cumplido encontró el Mirandés un regalo inesperado. Iriome volvió a mandar un centro al área y esta fue Mújika el que lo remató al fondo de la red. El Córdoba se fue al vestuario con la peor de las sensaciones, tras verse remontado del modo más doloroso.

Lo que ocurrió tras la salida de la caseta fue un canto a la voluntad sin acierto. Todo fue a peor. El Mirandés estaba más cómodo con el marcador de cara y el Córdoba no encontró el modo de reconducir el partido. El carrusel de cambios comenzó desde el banquillo del Córdoba. Pablo Villa dejó una defensa de tres, sacando del césped a Fran Cruz para introducir al atacante Pedro. Luego entró Samu por un cansadísimo Raúl Bravo, y más tarde Pelayo se retiró lesionado para propiciar el debut en Segunda División de Juan Guerra. En el campo, mucho peloteo insulso y pocas ideas en ataque. El Córdoba las necesitaba más, pero no las encontró. En los últimos estertores del partido, Armando vio la segunda amarilla y terminó expulsado. Con diez fue más difícil. Y, finalmente, imposible. La tarde terminó fatal. En el descuento llegó un penalti transformado por Juan Muñiz. 3-1 y para casa. Otra derrota fuera y todas las opciones fiadas a El Arcángel, donde le espera la que fue elegida la mejor afición de la categoría.

FICHA TÉCNICA

MIRANDÉS, 3: Dani Jiménez, Malón, Caneda, Gaspar Gálvez (Flaño, 31'), Ríos, Nagore, Lucena, Mújika (Barahona, 65'), Iriome, Pablo Infante (Juan Muñiz, 44') y Igor Martínez.

CÓRDOBA, 1: Saizar, Iago Bouzón, Armando, Fran (Pedro, min. 63), Raúl Bravo (Samu, min. 75); Pacheco, Abel, Caballero, López Silva; Pelayo (Juan Guerra, min. 77); Uli Dávila.

GOLES: 0-1 (13') Armando. 1-1 (28') Pablo Infante. 2-1 (45') Mújika. 3-1 (90'). Juan Muñiz, de penalti.

ÁRBITRO: Pérez Pallas (Colegio Gallego). Amonestó a los locales Iriome y César Caneda, y a los cordobesistas Iago Bouzón, Germán Pacheco, Armando, Pelayo y Raúl Bravo. Expulsó por doble amarilla a Armando.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la decimoquinta jornada de la Liga Adelante, disputado en Anduva, ante unos 4.000 espectadores.

Etiquetas
stats