Pocas dudas dentro de la lógica del continuismo

Luso presiona a Uli Dávila en un entrenamiento. FOTO: MADERO CUBERO
Albert Ferrer tiene la posibilidad, por segunda vez desde que llegara al banquillo del Córdoba, de repetir once de un partido para otro, aunque se plantea algún interrogante en ese sentido

El objetivo inicialmente planteado está más cerca que nunca. Para su consecución cuenta con muchas opciones cuando faltan apenas tres jornadas para que termine el campeonato, en competición regular, de Segunda A. Después de poner punto final a una etapa en que el descenso acechó, el Córdoba se encuentra a un paso de alcanzar el play off. O más bien, a tres pasos. El primero lo ha de dar este domingo en el duelo con el Real Madrid Castilla, en que no se puede permitir que continúe la dinámica que como local mantiene a lo largo de la segunda vuelta. El cuadro califal intentará, sin lugar a dudas, acabar con esa racha, algo que será más fácil tras la victoria lograda en Tenerife la pasada semana. Precisamente a partir del choque en tierras canarias surge una incógnita, quizá de menor complejidad que en otras ocasiones, de cara al partido ante el filial blanco: ¿repetirá once Ferrer por segunda vez desde que llegara al banquillo blanquiverde?

Todo hace indicar que no habrá sorpresas en ese sentido, menos si cabe después del trabajo que realizaron en el Heliodoro Rodríguez López los hombres de que dispuso el técnico. Aun así, existe la posibilidad de que se produzca algún movimiento en ese sentido, sobre todo en la línea de retaguardia. Para el eje central de la zaga vuelve a estar disponible Iago Bouzón, que cumplió sanción el pasado sábado en el duelo con el Tenerife. La entrada del gallego en el equipo es poco probable si se tiene en cuenta su trayectoria desde que Ferrer se hizo cargo del conjunto blanquiverde, así como las dudas que generó atrás en el último partido que se disputó en El Arcángel ante el Zaragoza. Sin embargo, y a pesar de que los hermanos Cruz mostraron un gran nivel en el anterior choque ante la escuadra albiazul, se mantiene el interrogante en esa posición.

Ahí sigue a disposición del preparador catalán Raúl Bravo, que hace una semana cedió su lugar a Fran Cruz. Y es entre el canterano y el de Gandía donde puede estar la mínima duda que pudiera albergar para completar la zona defensiva Albert Ferrer. En el centro del campo las cosas parecen estar más claras, toda vez que Abel Gómez y Luso se presentan como la pareja más utilizada en los últimos tres partidos. Ambos son fijos desde el choque en el Mini Estadi para el técnico califal, que por otro lado tiene la buena noticia de haber recuperado para la causa a Obiora. El nigeriano ya trabajó estos días con el resto del equipo después de su lesión. Con todo, el propio entrenador afirmó esta mañana que todavía no está para ser de la partida. En esta parcela del campo, resulta curioso el nuevo rol de López Garai, que tras estar dos semanas en el dique seco no disfrutó de minutos ante el Zaragoza y apareció desde el banquillo en Tenerife.

Por otro lado, si las dudas son pocas en la sala de máquinas, menos existen en las bandas. Tanto López Silva como Pedro tienen en estos momentos el cartel de fijos para Ferrer. En la izquierda, por cierto, quedó fuera de juego hace varias semanas un Juanlu que quizá quede nuevamente fuera de la convocatoria del técnico califal. Otra incógnita, al igual que la de la zaga, estará en la punta de ataque. En esa posición, Arturo disfrutó de la titularidad en el último encuentro del Córdoba como local, aunque en Tenerife volvió al once Xisco. Ahora habrá que ver si el balear mantiene la confianza del preparador catalán o si éste nuevamente apostará por cambiar. En definitiva, los interrogantes apenas existen, si bien no desaparecen. No en vano, Ferrer sólo repitió once, de un partido para otro, en una ocasión.

Etiquetas
stats