¿Quién dijo que era imposible?

Aficionados del Córdoba en la grada de El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Este martes se cierra la primera fase de la campaña de abonados del Córdoba CF con una jornada maratoniana en las taquillas: estarán abiertas de manera ininterrumpida entre las nueve de la mañana y las nueve de la tarde. El acelerón en el inicio de julio ha sido patente. Entre renovaciones y altas, el club anunció al término del lunes que había alcanzado la cifra de 12.273 socios. Ya son más de los 11.613 con que empezó el Córdoba el pasado curso en Segunda División. El objetivo de los 16.045, cifra que marca el eje de la campaña -por tratarse del récord, conseguido en la Liga 14-15 en Primera División-, se vislumbra como una opción real.

La del lunes fue la primera de las dos jornadas con horario extendido en El Arcángel, donde hubo un reguero permanente de aficionados en las oficinas para formalizar su inscripción. Entre el domingo y el lunes se realizaron 1.356 renovaciones y 139 altas, lo que hace un montante de 1.495 abonados en los dos primeros días de julio. En la actualidad, el Córdoba tiene un total de 12.273 abonados, de los cuales 9.920 son renovaciones y 2.353 son nuevos. Más de medio millar más que en la temporada anterior y aún falta mes y medio para el comienzo del campeonato.

El Córdoba está a muy poco de rebasar el número total de abonados de la Liga pasada, que se quedó en una cantidad en torno a los 12.600 después de que con el cambio de propiedad se siguiera una nueva estrategia de captación. La llegada de Jesús León trajo consigo una promoción especial para que los aficionados pudiesen sacarse el carné solo para la segunda vuelta de la competición. Esa oferta hizo que se afiliasen unos mil cordobesistas más.

El miércoles se abrirá la segunda fase de la campaña, que será para la mejora de asiento y los cambios. Durará hasta el viernes. Después se iniciará ya la venta libre. Estas cifras notables han llegado antes de que el Córdoba tuviera designado a su entrenador -fue el último de la categoría en cubrir el puesto- y tras irse confirmando las bajas de los principales iconos de la hazaña de la salvación, como el internacional sevillano José Antonio Reyes, el técnico José Ramón Sandoval o el goleador Sergi Guardiola. En el capítulo de altas, más allá del entrenador Francisco Rodríguez -ex del Lugo-, ninguna. Solo una ilusionante renovación, la del guardameta polaco Pawel Kieszek, que prolongó su vínculo por dos temporadas más. Este miércoles se presentará oficialmente a Francisco, el nuevo entrenador, al que le puede aguardar una bienvenida impactante: un club que supera sus marcas de afiliados con el tirón casi exclusivo del escudo.

Etiquetas
Publicado el
3 de julio de 2018 - 09:15 h