Dicho y hecho: los hermanos Carrasco seguirán al frente del Ciudad de Lucena

Los hermanos Carrasco posan en el estadio Ciudad de Lucena | CIUDAD DE LUCENA

Más que una novedad es una confirmación. Sobre todo tras las palabras al respecto del entrenador una vez terminada la temporada. Es decir, se trata de una ratificación de un deseo compartido por unos y otros. Aun así, por mucho que fuera un secreto a voces este viernes se produce la siempre oportuna oficialidad del asunto. Tanto Dimas como David Carrasco van a seguir una campaña más al frente del Ciudad de Lucena. Los hermanos astigitanos sellan de esta forma su compromiso con el proyecto de la entidad aracelitana, tal y como la misma anuncia a través de redes sociales. Firmada la renovación, ahora es turno de trabajar junto la dirección deportiva, encarnada en el histórico Juan Cantero Juani, para configurar una plantilla con que aspirar de nuevo al ascenso a Segunda B.

“Los hermanos Carrasco… ¡se quedan!”, ha sido el escueto mensaje que el Ciudad de Lucena ha lanzado a primera hora de este viernes. Tampoco es que hiciera falta más para exponer el acuerdo entre el conjunto celeste y los entrenadores. Principalmente porque el entendimiento era por todos conocido desde hace tiempo. De hecho, Dimas Carrasco, que ejerce como primer preparador, lo dejó claro el pasado domingo tras la final del play off exprés ante el Betis Deportivo. “Creo que estamos hablando el mismo idioma. Creo que no habrá ningún tipo de problema”, aseveró entonces el ecijano. El técnico fue más allá, incluso, al hacer referencia a la próxima temporada en primera persona del plural. “A partir de ahí empezaremos a armar el próximo proyecto, que tiene unos buenos cimientos. Sigamos soñando”, expresó.

Dimas y David Carrasco recalaron en el Ciudad de Lucena en verano de 2019. Apenas tenían experiencia al frente de equipos de categoría sénior. En realidad sólo tuvieron oportunidad de dirigir al Europa de Gibraltar durante el curso 2015-16, tras el cual se enrolaron en los escalafones inferiores del Sevilla. Pese a todo, la confianza por parte del club aracelitano era máxima. Básicamente por el conocimiento técnico y táctico que atesoran los hermanos. Un hecho éste que vinieron a demostrar y todo el fútbol, no sólo cordobés sino autonómico, pudo comprobar a lo largo de la anterior campaña. Ambos lograron cambiar radicalmente las aspiraciones del cuadro celeste: se pasó de pensar en la permanencia a soñar abiertamente con el ascenso.

Precisamente tras la temporada 2019-20, en la que el Ciudad de Lucena consiguió ser segundo del Grupo X después de liderar durante un tiempo la clasificación y alcanzar la final del play off exprés ideado por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) el discurso es ligeramente más ambicioso. Dimas y David Carrasco quieren reforzar una plantilla de la que esperan mantener buena parte del bloque, si bien algunas figuras de la misma van a salir sí o sí. Son los casos de Erik, que va a firmar con el Oviedo para su filial, o Luismi, preparado para dar el salto a la capital como integrante el B pero con presencia en el primer equipo del Córdoba.

Etiquetas
stats