Otro que dice adiós: Loureiro deja el Córdoba

Loureiro, en un partido con el Córdoba en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Resultaba previsible. Tanto era así que la posibilidad había tomado aspecto de secreto a voces. Más si cabe en los últimos días. Este miércoles se ha confirmado lo que ya se vislumbrara desde hace semanas. Miguel Loureiro deja de pertenecer al Córdoba tras la rescisión, por mutuo acuerdo, de su contrato. Sobre este hecho ha informado el club a través de sus medios oficiales en una jornada en la que todas las miradas apuntaban sin embargo a Madrid por el traspaso de Andrés Martín al Rayo. El gallego abandona la disciplina blanquiverde después de dos temporadas y con una todavía pendiente de cumplir. No va a completar el periplo inicialmente pactado, allá en verano de 2018.

“El Córdoba CF y Miguel Loureiro han llegado a un acuerdo para que el jugador deje de pertenecer a la disciplina blanquiverde”, ha expuesto la entidad en un comunicado. “El club le agradece toda su profesionalidad durante su etapa blanquiverde y le desea la mayor de las fortunas en sus nuevos retos profesionales”, prosigue el breve texto. La salida del futbolista no es más que la confirmación de un deseo que hizo público en Riazor, justo tras el último partido de la pasada campaña. En dicho escenario y aquel día, Loureiro abrió la puerta de El Arcángel al afirmar que tendría que hablar con el Córdoba para ver si mantenía su contrato o no. Tenía vinculación hasta 2020, pero optó finalmente por cerrar su ciclo en el cuadro califal.

Miguel Loureiro Ameijenda (Cerceda, A Coruña, 1996) recaló en la entidad en verano de 2018. Llegó procedente del Pontevedra, equipo en el que militó las dos anteriores campañas, ambas en Segunda B. Fue una apuesta para el lateral derecho y venía a complementar a Fernández en esa posición. Su inicio en el conjunto blanquiverde, ya que hasta diciembre no debutó en Liga. Antes había jugado dos encuentros de Copa. El paso de las jornadas le permitió una oportunidad que aprovechó para permanecer en el once durante la épica remontada del equipo hacia la salvación. Participó en un total de 14 partidos de Segunda A. El pasado curso elevó esa cifra hasta los 19, a los que sumó otros cuatro de competición copera.

Pese a que siguió una línea de crecimiento, aunque con cierta irregularidad, el jugador mostró su deseo de abandonar el club tras el descenso. Al menos, planteó la opción. Su rescisión de contrato estaba sobre la mesa desde el último choque liguero, pero la posibilidad cobró forma real el pasado fin de semana. Ocurrió con motivo del primer fichaje del Córdoba para la próxima temporada. El sábado se anunció la incorporación de Raúl Cámara, que es precisamente lateral derecho. Así, se confirma que el gallego es uno de los futbolistas a los que hizo referencia Alfonso Serrano en su presentación como director deportivo califal. “El que quiera estar, va a estar, el que no, tendrá la carta de libertad sobre la mesa”, aseveró entonces el vallisoletano.

Etiquetas
stats