Un día para ponerse serio y dejar las risas para el final

Jugadores del Córdoba durante un entrenamiento en El Arcángel | TONI BLANCO
El Córdoba, metido en una racha de tres partidos sin perder ni encajar gol, recibe al filial del Athletic de Bilbao en El Arcángel

Quien crea que todo será una fiesta se puede llevar un buen chasco. Podría serlo, pero habrá que ganárselo. Seguro que Oltra ha grabado la consigna a fuego en el ánimo de sus futbolistas, que andan inmersos en una racha que nadie quiere ver rota. También habrá que ganárselo. Porque en Segunda División nadie regala nada. “Quien piense que vamos a ganar pronto y fácil se equivoca”, ha advertido el entrenador valenciano en las vísperas de un choque de lo más delicado. El Athletic de Bilbao B llega a El Arcángel como un recién ascendido y la etiqueta de todos los filiales, pero con un plus: aquí no hay chicos reclutados en cualquier lugar del mundo ni canteranos transplantados. Todos son vascos, productos de Lezama, la escuela donde se forman las generaciones futuras del Athletic. Ellos tienen más cerca alcanzar el primer equipo que cualquier otro jugador que se forme en la base del resto de clubes de Primera. Y lo saben. Y actúan en consecuencia. Los chavales se dejan ver en los mejores escenarios y Córdoba, desde luego, es una buena plaza para enseñar sus virtudes. Eso lo sabe Oltra y lo ha transmitido durante los últimos días a un grupo enardecido por sus recientes éxitos. Tres jornadas sin perder y sin encajar gol suponen un estado de bonanza desconocido por estos pagos desde hace mucho tiempo. El partido de esta tarde no es ninguna broma. Será para afrontarlo muy en serio y dejar las sonrisas para el final.

Oltra repetirá la alineación que mejores réditos ha reportado. La misma que le sirvió para ganar en Zaragoza y a la Ponferradina y que empató en El Sadar con una única modificación: Rafa Gálvez por el sancionado Luso. Ya dijo entonces que el maño hubiera seguido jugando si no hubiese sido expulsado. “No van a jugar los dos juntos”, declaró en las vísperas. Luso volverá y Gálvez, de nuevo convocado, quedará en la reserva por si se requieren sus servicios. El bloque está fijado y no habrá demasiado debate mientras los resultados vayan acompañando. En el Córdoba lo saben. El margen de maniobra es estrecho y Oltra está exprimiendo bien las virtudes del grupo, al tiempo que ha logrado solapar sus deficiencias con un cambio táctico tendente a la protección del marco por encima de todo. Razak va camino de batir un récord de minutos imbatido y la línea defensiva ha cogido poso. Hace un mes eran unos absolutos desconocidos. Ahora saben de qué va el asunto y qué es lo que cada uno debe hacer. En su labor, además, reciben ayuda. El carácter solidario del equipo es una de las cuestiones que más repiten tanto Oltra como los jugadores en sus comparecencias públicas. Parece un tema esencial en su argumentario, un mantra que aleja del pensamiento episodios pasados en los que el altruismo y el compromiso brillaban por su ausencia.

El Córdoba está a un punto del Elche, que marcha segundo, y la afición acogería un salto en la clasificación como un importante estimulo para abordar un mes de octubre que puede ayudar a los blanquiverdes a fortalecer su condición de aspirantes. El arranque no ha sido excesivamente brillante, pero sí se ha vuelto productivo. El Córdoba ha demostrado capacidad de sufrimiento y oficio para resolver partidos ajustados. Su adversario, con el ex jugador Cuco Ziganda en el banquillo, fue capaz de vencer en San Mamés al Mallorca del discutido Chapi Ferrer y al Alcorcón, un equipo que superó con claridad al Córdoba. Lejos de su casa, los jóvenes rojiblancos han flaqueado más. No han ganado fuera en esta Liga y llevan desde el mes de abril sin un triunfo foráneo que llevarse a la boca. Ese dato no tranquiliza al Córdoba, que no quiere dar ahora síntomas de vulnerabilidad ante un equipo que sobre el papel parece una víctima. “Este partido no nos debe llevar a error”, advirtió el capitán Luso. Merece que le hagan caso.

ALINEACIONES PROBABLES

CÓRDOBA CF: Razak, Stankevicius, Deivid, Héctor Rodas, Domingo Cisma, Luso, Markovic, Nando, Pedro Ríos, Raúl De Tomás y Florin Andone.

BILBAO ATHLETIC: Remiro, Saborit, Unai, Gil, Iru, Vesga, Undabarrena, Guarrotxena, Seguín, Unai López y Santamaría.

ÁRBITRO: Cuadra Fernández (Comité Balear).

CAMPO Y HORA: El Arcángel (18:00).

Etiquetas
stats