Un día histórico en Ciudad Jardín

Lance del lance entre el Ciudad Jardín y el Algabeño | ÁLEX GALLEGOS

Pasear por Ciudad Jardín es sinónimo de barrio humilde, en el que casi todos se conocen. De pequeños comercios. De compras diarias. De colegios sin lujos. De terrazas de bares de los de toda la vida. De universitarios que llegan, que se asientan, y a los años se marchan. Un proceso cíclico. Pero Ciudad Jardín también es sinónimo de fútbol, del de verdad. De otros equipos de barrio. De viajes en coche compartido. De futbolistas a doble jornada. De jugadores que disfrutan de lo que les gusta. El domingo 10 de septiembre quedará grabado durante mucho tiempo en la historia del CD Ciudad Jardín. Su debut en casa en División de Honor, una categoría aún alejada del profesionalismo, pero que les ha colocado como el segundo equipo de referencia en la ciudad tras el Córdoba CF.

Un barrio volcado con el equipo de su vida, y que luce con orgullo esa plata amarilla, después del oro blanquiverde. Además, al frente del proyecto sobresale la figura de Ariel Montenegro, el cual guarda relación entre los dos equipos puntales. Fue jugador del Córdoba durante tres temporadas, y ahora es el encargado de dirigir desde el banquillo al Club Deportivo Ciudad Jardín Comunicaciones. Un cordobés adoptado (también pasó por el Lucena y el Peñarroya), y un vecino más de la barriada. Él ha sido uno de los causantes del éxito del equipo, y de su promoción a la quinta categoría del fútbol español.

El público se dio cita para apoyar a su equipo de toda la vida. Multitud de personas poblaban las gradas en busca de ser testigos de una jornada para la historia. Asimismo, en la fiesta también estuvieron acompañados por varios aficionados del equipo visitante, el Atlético Algabeño. Y el fútbol como punto de unión. Un debut inolvidable, aunque amargo en lo deportivo. El equipo peleó, pero el marcador se les puso muy cuesta arriba en los primeros compases del choque. Tras la salida de vestuarios lograron recortar distancias, pero finalmente no pudieron hacerse con los primeros puntos de la temporada (1-2).

Tocará seguir intentándolo, aunque un premio ya es simplemente competir. Aún así, el técnico argentino se muestra ambicioso afirmando que "el equipo quiso pero no pudo. Todo se nos puso un poco cuesta arriba, pero bueno. Tenemos que seguir trabajando, ya que es la única dinámica que nos queda. Ser positivos. Esto recién empieza". Asimismo, Montenegro puntualiza que "el ambiente estuvo muy bonito, con mucha gente en el campo. Todo totalmente nuevo para nosotros. Estamos disfrutando, pero a todo el mundo nos gusta ganar".

Etiquetas
stats