El deseo por hacer de Inma Sojo

.

Su voz resuena con acento propio en el vestuario del Deportivo Córdoba Cajasur. Y no es para menos. Su trayectoria la avala como una jugadora histórica del fútbol sala cordobés y su regreso al cuadro cajista el pasado verano era una muestra indiscutible de quiere devolver a lo más alto al club en el que triunfó de joven. De momento, su liderazgo en la cancha se ha reflejado en un rendimiento equilibrado, aunque -por resultados- aún lejos de la posibilidad de pelear por el ascenso, el objetivo ineludible. Es por ello que Inma Sojo reconoce que "ahora mismo estamos atravesando una situación complicada en el vestuario, pero tenemos que pensar que el año es muy largo, y que en este deporte nos tocará vivir momentos buenos y también momentos malos".

Así, después de cosechar su segunda derrota del campeonato el pasado fin de semana, la cordobesa indica que "ahora nos ha tocado encadenar dos jornadas malas, pero tampoco es tan grave siendo a estas alturas de temporada; ahora debemos levantar cabeza y subir el ánimo de las compañeras, corregir errores para que dentro de unas semanas volvamos a tener buenas sensaciones, y sobre todo, intentar inculcárselo al resto del grupo para seguir trabajando como hasta ahora, y seguro que así entramos enseguida en una dinámica positiva".

En lo referente a la última caída frente al actual campeón del Grupo III, Sojo alude a que "ya íbamos con la mirada puesta en que iba a ser un partido complicado, y más tras una semana que no fue buena porque tuvimos varias lesiones", pero "por suerte esta temporada contamos con una plantilla más amplia, lo que nos permitió viajar con doce jugadoras, y con todo sabíamos que sería un encuentro difícil". Aún así, "nosotras jugamos nuestras cartas", ya que "sabemos que tenemos equipo suficiente para plantarle cara a cualquier rival de la categoría" y, pese a que "creo que estuvimos bien", al final "por detalles y ocasiones que no conseguimos materializar se nos puso todo cuesta arriba".

La '19' cajista, que militó durante seis temporadas en el primer equipo del Jimbee Roldán, cosechando entonces un título de Primera División en la 2017-18, asegura que para ella fue un partido "bastante especial, ya que cada vez que regreso recuerdo los seis años muy importantes para mí que pasé allí y pisar esa pista es como volver a casa". De hecho, subraya que "en los nervios, quieras que no, también influye; así que no fue un partido normal en ese sentido para mí".

No obstante, el objetivo inmediato de las cordobesas será cortar su sequía la próxima jornada ante El Ejido, al que Sojo define como "otro rival que no nos va a poner las cosas fáciles, que se encuentra en media tabla y que viene de ganar" (2-3 al Atlético Torcal), aunque "por nuestra parte, en la situación en que hemos entrado no sé cómo se nos puede presentar, pero estando a las órdenes de Juanma Cubero sí que vamos a trabajar como si fuera una final, ya que no sólo se trata de sumar los tres puntos, sino de hacer que este partido sirva de punto de inflexión que nos ayude a entrar de nuevo en esa dinámica positiva". 

Etiquetas
stats