El desafío de Andrea: “¡Volveremos!”

Andrea Sibaja, en acción sobre su moto.

Cada carrera es un nuevo examen final, una prueba de entereza mental que va más allá de lo que diga el cronómetro. Andrea Sibaja, la mejor piloto cordobesa de todos los tiempos, lucha desde hace años con el peor enemigo de un deportista: las lesiones. Lleva tres cursos de absoluto calvario por una lesión en el pie que la ha llevado en varias ocasiones al quirófano. Convive con el dolor y las dudas. Este fin de semana, en Albacete, volvió a competir con esa inquietud que le acompaña como una segunda piel. Su gen competitivo permanece en continua batalla con el dolor físico.

En el circuito manchego aparecieron otra vez todos los fantasmas, pero Andrea logró espantarlos con una actuación eficaz y emotiva. No subió al podio -estuvo a punto-, pero se marchó con una experiencia que quizá sea en estos momentos más valiosa que rociarse de champán encima de un cajón. Se volvió a sentir piloto. Así lo ha explicado ella misma en un emocionante mensaje a través de su cuenta de Instagram, en el que desgrana lo vivido en unos días de brutal intensidad.

Andrea Sibaja salió mermada tras su operación, pero eso no le impidió conseguir su record personal en los cronometrados, según ha informado su club -el Deza Box 77 Racing Team- en una nota de prensa. La primera manga le sirvió como prueba, acabando en cuarta plaza, mientras que en la segunda alcanzó un ritmo impresionante y estuvo luchando hasta la última vuelta con la segunda y tercera clasificada. Aunque muy cansada y con muchos dolores en el pie, la cordobesa demostró de qué pasta está hecha.

“Mis sensaciones, sobre todo en la segunda carrera, han sido las de volver a ser piloto. He dado todo y más, y he tenido el segundo puesto ahí... pero a falta de 6 vueltas me he quedado sin pie del todo, y sin medio cuerpo por intentar suplirlo. Aún así hemos seguido luchando al máximo hasta la última vuelta”, explica la propia Andrea Sibaja, que subraya que ha “reencontrado sensaciones, por fin, dentro de mis dolencias, y me he bajado de la moto llorando de dolor como una niña, pero con la sensación de haber dado todo y más”.

La piloto cordobesa confiesa que “van tres años duros, tres operaciones de una misma cosa en el pie, la última complicada... una recuperación que aún dura a día de hoy y que me ha dejado entrenar físicamente de forma muy limitada y desde hace muy poco”. Toda su actividad deportiva ha estado condicionada por esta lesión. “Más de un año, o tres... de mucho, mucho, mucho dolor, en el día a día, de andar mucho en muletas, y de prácticamente nada de entrenamiento de moto... cero constancia”, dice Andrea, que admite que “son momentos duros para un piloto, pero no me gusta lloriquear... Es difícil tanto tiempo de altibajos, o más bien sólo cuesta abajo... Demasiada falta de vueltas y confianza, y demasiada racha muy jodida y larga”.

La piloto se muestra agradecida por el trabajo de todo su equipo y el apoyo que le han prestado en esta etapa de dificultad. “Debo agradecer especialmente el trabajo de tanta gente con mi pie, es impresionante... y del equipo que este finde ha intentado todo y más porque aún siguiendo muy mermada, intente recobrar mis sensaciones antes de que se fueran del todo. Se han hinchado, y posiblemente para cualquier persona, hablar de dos cuartos puestos no es nada...”, expone la deportista cordobesa, que lanza un mensaje de optimismo y rabia: “¡Volveremos! Y esperamos que el pie quede, definitivamente, al menos medio bien. Pero al menos el camino se empieza a ver mejor. Gracias a tanta gente que ha visto lo que hay detrás, lo que no ve nadie, y han confiado y me han ayudado tanto”, concluye.

Podios para los chicos del Deza Box 77

El Deza Box 77 Racing Team sigue con buenos resultados en el Campeonato de España de Velocidad, donde los chicos de Superbikes Junior lograron un doble podio. Los participantes de Superbikes Junior realizaron un gran trabajo y consiguieron el segundo, tercero, cuarto y undécimo lugar en parrilla de salida, que fueron para Óscar, Álex, Guillem y Pau, respectivamente.

En carrera estuvieron luchando por la victoria en todo momento, pero un problema en la rueda delantera impidió a Pau mantener su ritmo y llevó al suelo a Guillem mientras luchaba en el grupo de cabeza. Tanto Óscar como Álex lucharon como jabatos por la victoria, pero una bandera roja, ante la caída de un piloto, les hizo quedar en segunda y tercera plaza, respectivamente. Pau ha cogido de nuevo puntos con la decimotercera plaza. Con estos resultados Óscar continúa en la segunda plaza y primera de la Copa Kawasaki. Álex asciende a la tercera en la general y segundo entre las Kawasaki.

Fran Alonso sí que ha vuelto con muchas ganas tras su lesión y ha estado más cerca que nunca de la cabeza de carrera. Después de unos buenos entrenamientos bajando tiempos, en carrera pudo conseguir la decimotercera plaza y, por lo tanto, sus primeros tres puntos en el casillero.

Etiquetas
stats